La Policía aumentará la seguridad en Chueca en Orgullo Gay y pondrá un servicio de atención urgente ante agresiones homófobas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional incrementará la seguridad en el barrio de Chueca durante las próximas fiestas del Orgullo Gay y dispondrá de un servicio SOS Homo-Transfobia para atender a víctimas de agresiones de identidad sexual, según indicó el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM).

El colectivo se reunió esta semana con el comisario jefe del distrito centro, Daniel Rodríguez López, y varios responsables de Policía Nacional en el distrito Centro de la capital para mejorar la coordinación con el objeto de incrementar la seguridad en el barrio de Chueca durante las actividades que se realizarán en el Orgullo 2009, entre otras medidas.

Asimismo, les trasladaron los datos sobre agresiones por motivo de orientación o identidad sexual, así como los datos sobre confianza en la actuación policial y el porcentaje de agresiones denunciadas por el colectivo gay del estudio sobre homo-transfobia que realizó COGAM en el año 2008.

Según el COGAM, ambas partes alcanzaron el compromiso de actuación e investigación policial inmediata en todos los casos denunciados, la petición de instar a la denuncia inmediata de los hechos en la comisaría de Policía Nacional para garantizar el éxito en la acción e investigación policial y garantizar que el trato a todas las personas que denuncien será el adecuado a cada caso.

Entre las novedades, la Policía dispondrá de un servicio S.O.S Homo-Transfobia como soporte psicológico y jurídico para las víctimas que lo demanden por su situación personal. Asimismo, se comprometió a abrir la vía de contacto con los responsables de la División de Formación del Cuerpo Nacional de Policía para valorar y actualizar, si procede, los contenidos referidos a delitos ocasionados por homofobia o transfobia y discriminaciones por razones de orientación o identidad sexual.

EL ORGULLO 2008, EPICENTRO DE CARTERISTAS

El pasado Orgullo Gay, celebrado entre finales de junio y principios de julio, asociaciones de homosexuales consultadas por Europa Press, vecinos del barrio, así como visitantes y turistas y la propia Policía detectó un incremento considerable de robos de bolsos y objetos personales y la presencia de carteristas en el barrio de Chueca.

Los ladrones, especializados y conformados por grupos de cuatro personas, algunos de ellos menores, aprovecharon las concentraciones de gente, el tumulto y las altas temperaturas para robar bolsos, carteras y otras pertenencias personales, tanto por descuido como introduciendo sus manos en bolsos, mochilas y hasta en bolsillos. Luego, se perdían y camuflaban entre los viandantes hasta que se reunían para compartir el botín.

Durante las celebraciones, varios miembros de la organización de las fiestas alertaban desde los escenarios centrales de la presencia de carteristas en el barrio. Los colectivos homosexuales achacaron las sustracciones a la "falta de efectivos de la Policía Municipal en la zona".