Noruega gana el festival de Eurovisión

MOSCÚ (Reuters) - Noruega ganó la edición 54 del Festival de la Canción de Eurovisión en la madrugada del domingo en Moscú, cuando el cantante Alexander Rybak se impuso a otros 24 participantes con su tema "Fairytale".

Rybak sumó una cifra récord de 387 puntos, superando a Islandia con 218 puntos y a Azerbaiyán con 207. Es la tercera vez en la que Noruega gana la competición, uno de los programas de televisión más vistos en Europa cada año.

La española Soraya ocupó el penúltimo puesto tras la votación final

"Ahora Noruega está realmente en el mapa", dijo Rybak, feliz en una conferencia de prensa después del certamen.

El despeinado cantante de 23 años, bielorruso que creció en las afueras de Oslo, era el favorito desde el principio y sedujo a la audiencia con su voz y su violín ante un estadio repleto, que fue construido para los Juegos Olímpicos de 1980.

En una entrevista con Reuters al inicio de la competición, Rybak - quien compone su propia música - dijo que la canción estaba basada en un cuento de hadas tradicional de Noruega, pero con un toque moderno.

Cuando se le preguntó en la conferencia de prensa por qué creía que había ganado, Rybak respondió: "En Rusia les gusta la nostalgia y la melancolía. En Noruega somos el pueblo más feliz del mundo. La mezcla de ambas fue un éxito".

Moscú gastó, según diversas informaciones, 42 millones de dólares en el evento de cinco días, lo que convirtió esta edición en la más cara de la historia de Eurovisión.

Como de costumbre, la ostentación dominó el espectáculo, que incluyó a gladiadores romanos bailando y a un artista que lució una máscara azul con lentejuelas retorciéndose en el escenario.

Pero también hubo presentaciones de estrellas consolidadas. Andrew Lloyd Webber, famoso por sus exitosos musicales, compuso el tema británico y la bailarina exótica estadounidense Dita von Teese fue parte del número de la canción alemana.

La política también jugó un papel este año. Los organizadores prohibieron la participación de Georgia al considerar que su canción era un ataque político contra Rusia, con el que mantuvo una breve guerra en agosto pasado.

El sábado, decenas de policías antidisturbios detuvieron a activistas en favor de los derechos de los homosexuales que desafiaron a las autoridades de Moscú e intentaron realizar una protesta que había sido prohibida.

Rybak pareció dar su respaldo a los defensores de los derechos de los homosexuales cuando dijo en la conferencia de prensa: "¿Por qué (la policía de Moscú) gastó tanta energía deteniendo a los homosexuales en Moscú, cuando el mayor desfile gay estuvo aquí esta noche?".

Como ganador, Noruega será anfitrión del próximo Festival Eurovisión.