La madre de los octillizos de California despide a las enfermeras a cargo de sus bebés

  • Los Ángeles (EE.UU.), 24 mar (EFE).- Nadya Suleman, la madre de los octillizos nacidos en enero en California, ha despedido al grupo de enfermeras que la ayudaban en el cuidado de sus bebés sin fines de lucro, por un supuesto espionaje y conspiración en contra de sus intereses, informó hoy la prensa estadounidense.

La madre de los octillizos de California despide a las enfermeras a cargo de sus bebés

La madre de los octillizos de California despide a las enfermeras a cargo de sus bebés

Los Ángeles (EE.UU.), 24 mar (EFE).- Nadya Suleman, la madre de los octillizos nacidos en enero en California, ha despedido al grupo de enfermeras que la ayudaban en el cuidado de sus bebés sin fines de lucro, por un supuesto espionaje y conspiración en contra de sus intereses, informó hoy la prensa estadounidense.

"Sí, es cierto. Las he despedido", dijo Suleman a la revista US Magazine. "Era realmente malo, es todo lo que puedo decir. No puedo confirmar por qué en concreto, pero daré detalles pronto", agregó.

El abogado de Suleman, Jeff Czech, explicó el lunes que la relación entre su representada y la organización Angels in Waiting, encargada de las actividades de las enfermeras, se había ido deteriorando en las últimas semanas.

El pasado mes, este grupo presentó junto con autoridades de protección de menores una demanda contra Suleman, en la que pedían una investigación sobre la capacidad de la madre para proveer el cuidado y los medios necesarios para sus 14 hijos.

Posteriormente Suleman tuvo varias discusiones con las enfermeras, explicó Czech, pero la situación se volvió insostenible cuando Suleman sospechó que la fundadora de Angels in Waiting, Linda West-Conforti, iba a presentar un informe en su contra, de nuevo con la ayuda de representantes de protección de menores.

Suleman contratará ahora a unas nuevas enfermeras entrenadas por el centro médico Bellflower, de Kaiser Permamente, donde nacieron los octillizos el pasado 26 de enero.

Cuatro de los octillizos se encuentran ya en el hogar de Suleman, mientras que el resto sigue en observación en un centro hospitalario.