La mejor comunidad autónoma para ser bebé

  • Madrid, 8 mar (EFE).- Pañales, alimentos o medicinas gratis; cheques-bebé; vacunas adicionales a las del calendario del sistema público de salud o préstamo de sillas de seguridad para el coche son algunas de las prestaciones 'extra' que reciben los "privilegiados" bebés de determinadas comunidades autónomas.

La mejor comunidad autónoma para ser bebé

La mejor comunidad autónoma para ser bebé

Madrid, 8 mar (EFE).- Pañales, alimentos o medicinas gratis; cheques-bebé; vacunas adicionales a las del calendario del sistema público de salud o préstamo de sillas de seguridad para el coche son algunas de las prestaciones 'extra' que reciben los "privilegiados" bebés de determinadas comunidades autónomas.

Desde el pasado 1 de agosto los niños andaluces menores de un año tienen derecho a la obtención gratuita de medicamentos y productos sanitarios que les sean prescritos por sus médicos y que estén incluidos en la prestación farmacéutica del sistema sanitario de esta comunidad.

En Baleares, las familias con rentas inferiores a 45.000 euros y en cuyo seno se produzcan partos o adopciones múltiples pueden solicitar la "tarjeta recién nacido" para adquirir productos de higiene y alimentación para los bebés en farmacias, por un importe máximo de 400 euros.

Los bebés menores de nueve meses "viajan seguros" en Castilla y León gracias a un programa a través del cual se prestan sillas de viaje para el coche en una iniciativa en la que colabora con su trabajo la federación de personas con retraso mental de la Comunidad.

Castilla y León concede además 300 euros al nacimiento del primer hijo y 600 para el segundo, ayudas que se incrementan en rentas inferiores a 21.000 euros.

Este tipo de ayudas por nacimiento se han eliminado por la crisis en la Comunidad de Madrid -aunque se trataba de un único pago de 100 euros al nacer-, y ahora se estudia cómo hacer llegar esta aportación a las familias que más lo necesiten.

Por lo que sí se distingue esta Comunidad es por ser la única en la que los recién nacidos, a partir de los dos meses, son vacunados gratuitamente frente al neumococo, una bacteria responsable de enfermedades como la meningitis, neumonía, otitis o sinusitis.

La vacuna tiene un precio que ronda los 75 euros por cada una de las tres dosis necesarias.

Las familias asturianas pueden solicitar una ayuda de 500 euros por nacimiento o adopción que concede la administración autonómica de forma adicional a los 2.500 euros que aporta el Gobierno.

En el País Vasco, la ayuda por primer hijo oscila entre los 400 y los 900 euros, dependiendo del nivel de renta de los padres, mientras que en el caso del segundo se elimina el nivel de ingresos y se eleva a los 1.100 euros.

En Cataluña las ayudas para niños menores de 3 años son de 638 euros, cantidad que se eleva a 745 euros para menores de seis años en el caso de familias numerosas o monoparentales.

Algunos gobiernos locales han decidido implantar también ayudas para fomentar la natalidad en sus municipios.

Es el caso del Ayuntamiento de Finestrat (Alicante), que abona a las familias que tengan hijos la totalidad del gasto por la leche de los lactantes con la única condición de estar empadronadas en el municipio y adquirir en una farmacia el producto.

El ahorro para los padres oscila entre los 100 y los 150 euros al mes.

En Puertollano, todos los niños vienen al mundo con un "cheque bienvenida" de 1.000 euros bajo el brazo, en Vitoria las ayudas pueden llegar a los 1.500 euros por bebé, en función del nivel de renta de los padres y en Ciudad Real la ayuda para los recién nacidos es de 600 euros.

El Ayuntamiento de Madrid prescinde de este tipo de cheques y en su lugar ha optado por aligerar la carga de trabajo que supone un bebé en casa gracias al apoyo de una auxiliar de hogar, que ayuda a la familia, especialmente a la madre, en los cuatro meses siguientes al nacimiento de uno o varios hijos.