Amando de Miguel: "El repunte de la violencia doméstica guarda relación con el aumento de la inmigración"


  • El sociólogo asegura que son las condiciones de desarraigo y descontrol familiar lo que provoca la violencia.

  • Señala que España es un país con una tasa de violencia doméstica muy baja comparado con otros países europeos.

El sociólogo Amando de Miguel

El sociólogo Amando de Miguel

El sociólogo y escritor Amando de Miguel, cree que el caso del padre uruguayo que ha matado a uno de sus hijos y ha herido de gravedad a otro, guarda similitud con el de José Bretón, imputado de dos delitos de asesinato con alevosía por la desaparición de sus hijos de seis y dos años.

En opinión del sociólogo la gente suele buscar una explicación sencilla al tildar de locos a los asesinos de sus familiares directos. Pero es todo lo contrario: por lo general, los asesinos matan por reacciones muy racionales: hacer daño -eso sí, de forma macabra- a una persona que ha pasado de ser muy querida a odiada. "Prefieren matar a sus hijos que a su ex mujer porque saben que así les hacen más daño". Para Amando de Miguel el repunte de la violencia doméstica en los últimos años tiene una explicación: el aumento de la inmigración, algo que ya argumentó en el Congreso de los Diputados en el debate sobre la ley de violencia de género.

[Te interesa: "Degüella a su hijo de 19 meses, apuñala a otro de cinco años y dice que "lo hace por su bien"]

Aunque aquello le costó que le acusaran de racista, en realidad su argumento no tiene nada de xenófobo: son las malas condiciones en las que viven muchos inmigrantes las que les hacen violentos. "Es el desarraigo y el vivir en un entorno no familiar lo que les empuja a comportarse de manera violenta. Cuando vives fuera del entorno familiar y sin amigos estás un poco perdido, y eso propicia que uno se descontrole y sea más sensible de caer en el alcohol o las drogas".

Este último argumeno parezca impopular, el sociólogo se apoya en datos. "España es un país con un índice de violencia muy bajo respecto a otros países europeos. Es mentira que los países nórdicos sean más pacíficos, muy al contrario, allí los casos de violencia doméstica son mucho más frecuentes que en nuestro país".