Asociaciones de inmigrantes en Canarias rechazan Ley de Extranjería por ser una "ley policial" de "contención y control"

Organizaciones creen que "otro mundo es posible" y reivindican la dignidad de las personas Animan a la población inmigrante a participar en la manifestación del 1 de Mayo

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 (EUROPA PRESS)

Las Asociaciones de Inmigrantes, Colectivos pro-inmigrantes y agentes sociales en Canarias expresaron hoy su rechazo ante la aprobación del Anteproyecto de la Ley de Extranjería por considerar que se trata de una "ley policial y no social" con un "cariz claramente de contención y control".

Así lo manifestó hoy en rueda de prensa en la capital grancanaria el secretario de Migraciones de Comisiones Obreras (CCOO), Luc André Diouf, que convocó a la población inmigrante de las islas a participar en la manifestación del próximo viernes primero de mayo, Día del Trabajo, que partirá a las 11.00 horas desde el Obelisco hasta la sede de Presidencia del Gobierno canario, en contra "del Gobierno central y del Gobierno regional", para reclamar que "otro mundo es posible" y apostar por "la dignidad de las personas y no a la reforma de la Ley de Extranjería".

El también representante de la comunidad senegalesa expresó, así, la preocupación de la población inmigrante ante la posible tercera reforma de la Ley de Extranjería "en menos de cuatro años" y que, según él, "tiene un cariz claramente de contención y de control". "Esta ley debería de ser una ley social y no una ley policial", apostilló.

En este sentido, explicó que el borrador de la reforma "no recoge ni adapta sentencias ya ganadas en los tribunales para poder mejorar la integración de los inmigrantes, sino que el Gobierno central tira para intentar adaptar la reforma de la Ley de Extranjería a la directiva de la Comunidad Europea".

De hecho, criticó varios artículos referidos a educación y vivienda, que, en su opinión, "vulneran derechos básicos reconocidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos", además de "vulnerar el derecho a la reagrupación familiar en condiciones normales".

"AHORA SOMOS SOBRANTES"

Añadió que "el colmo de esta Ley es que se multará a una persona que pueda acoger a una persona inmigrante en situación administrativa irregular".

Así pues, criticó que este Anteproyecto va contra el desarrollo de los inmigrantes en este país "como personas y no como un número". "Nos usan cuando han necesitado que creciera la economía española y europea y, una vez ya conseguida, somos sobrantes, a eso decimos que no", subrayó Luc André, que reiteró que los inmigrantes están en España "participando para que éste sea un país para todo el mundo".

RECOGIDA DE FIRMAS

De este modo, avanzó que tras el Primero de Mayo las asociaciones recogerán firmas contra la Ley de Extranjería y contra una nueva la Ley de Asilo que, a su entender, "va a afectar a personas que proceden de países en conflicto y a quienes hoy en día no se les reconoce el derecho a tramitar el estatuto de asilo o de refugiado".

De hecho, el dirigente sindical expresó su convencimiento de que España debe cumplir sus compromisos con las personas refugiadas, "respetando su dignidad y sus derechos, de acuerdo con las obligaciones legales contraídas".

Por su parte, el portavoz de la Casa de Guinea Ecuatorial y representante de las Asociaciones de Inmigrantes dentro del Foro Canario de Inmigración, Teodoro Bondiale, cree que "no es bueno volver atrás en cuanto a derechos y vulnerando acuerdos internacionales". Además, de que denunció que "la inmigración se plantea como un conflicto, no como una situación a resolver".

"INFLUENCIA DE LA DERECHA"

Del mismo modo, el representante de la Asociación Equinoccio de Ecuador, Pablo Arévalo, manifestó la "sensación" de los colectivos de que "ha habido influencia de la derecha en el Gobierno central socialista, dado su cambio de posición en el fenómeno migratorio".

A este respecto, explicó que "hace algunos años la primera propuesta de reforma de la ley del PP fue rechazada por el PSOE y, sin embargo, ahora muchas cuestiones que proponía el PP las está asumiendo el PSOE". "No entendemos si es por un problema electoral o que ahora se pretende culpabilizar de la crisis a quien ha dado todo su esfuerzo para sacar adelante el país", aseguró Arévalo.

Durante la comparecencia informativa, el responsable del área de Incidencia y Participación de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Juan Moreno, recordó que hay partidos que no están de acuerdo con la reforma de la Ley de Extranjería, como Izquierda Unida.

Asimismo, advirtió de que, si la nueva Ley de Asilo que prepara el Gobierno central "no se hace de forma adecuada, está vulnerando espacios muy sensibles como es la vida y la integridad física". No en vano, hizo especial hincapié en que "los derechos humanos han formado parte de nuestro fundamento jurídico, de forma que ir contra ellos es ir contra el ordenamiento jurídico", aseguró.

La secretaria de Inmigración de CCOO, Ana Teixeira, subrayó también que la Ley de Extranjería "deja al margen a las mujeres irregulares". "Se le trata primero como mujer inmigrante antes que como mujer maltratada", argumentó en relación al rechazo de las asociaciones de inmigrantes a la "desprotección" de las mujeres víctimas de violencia de género.

MENORES EXTRANJEROS

Por otro lado, respecto a la situación de los menores extranjeros no acompañados en Canarias, el senegalés y secretario de Migraciones de Comisiones Obreras (CCOO), Luc André Diouf, resaltó que "las propuestas del Gobierno de Canarias no tienen cabida dentro de la Ley de Extranjería". Por tanto, a su juicio, el hecho de que el Ejecutivo regional "intente trasladar esta responsabilidad a nivel nacional sería ir en contra del Estatuto de Autonomía de Canarias".

De este modo, apostó por "trabajar en el plano de la cooperación" y reiteró que "no puede haber distinción entre los menores inmigrantes no acompañados y los menores canarios".