Detenida por ofrecer a inmigrantes supuestas ofertas de trabajo en España a cambio de hasta 10.000 euros

LOGROÑO, 25 (EUROPA PRESS) La Policía Nacional ha detenido a una mujer marroquí de 30 años como responsable de una empresa que ofrecía a inmigrantes supuestas ofertas de trabajo en España, a cambio de "elevadas sumas de dinero" que oscilaban entre 7.000 y 10.000 euros. Esta operación contra las redes que facilitan la inmigración clandestina y la explotación de trabajadores extranjeros comenzó a finales de 2008 cuando se empezó a investigar a esta empresa dedicada a esta actividad ilícita. La compañía se encargaba de la tramitación necesaria para que estos ciudadanos extranjeros fueran regularizados en sus países de origen para que pudieran trabajar en España en supuestos puestos de trabajos que ofrecían, a cambio del estas sumas de dinero. Así se llegó a localizar a siete personas, que habrían pagado para venir desde Marruecos con la promesa de trabajo y de regularización administrativa, tanto en La Rioja como en otras comunidades autónomas limítrofes. La responsable de esta empresa ha sido identificada y detenida. Se trata de una mujer marroquí de 30 años, residente legal en España, que supuestamente habría desarrollado este negocio para captar posibles emigrantes, además de ofrecer sus servicios a terceros para proporcionarles trabajadores. Esta empresa dispone incluso de una web a través de la cual las víctimas contactaban, bien desde Marruecos, donde tenía una oficina en la ciudad de Kenitra, o bien desde distintas localidades españolas, entre las que figuran Logroño, Calahorra y Mendavia, donde también tenía oficinas, hoy ya cerradas. La Policía Nacional destaca que la detenida encubría la oferta de un supuesto trabajo legal mediante una especio de contrato de servicios, que pretendía englobar la realización de los trámites de regularización, búsqueda de alojamiento, formación laboral, cursos de idioma español e incluso labores para facilitar su integración. Todo ello a cambio de importantes sumas, sin que en ningún caso hayan recibido justificante alguno de haber entregado el dinero. A algunos empresarios les ofrecía su mediación para aportar trabajadores "a medida" en campos de actividad variada, pero que luego no podía cumplir al carecer de la documentación y permisos exigibles. Si bien en algún caso llegaron a emplear temporalmente a algún trabajador al que le hizo creer que la documentación estaba tramitándose y se le ocultó el riesgo que implicaba esta contratación ilegal. "Con la actuación policial se ha logrado impedir el aprovechamiento de una situación de necesidad que afecta a estas personas, que no dudan en invertir sus ahorros ante la expectativa de acceder a una situación más favorable, y que luego ven frustrada al descubrir el engaño de que han sido objeto", concluye la nota.