Detenidos dos africanos por pretender estafar 20.000 euros a un comerciante con el sistema de billetes tintados

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Agentes del Grupo de Policía Judicial de la madrileña comisaría de Centro de la Policía Nacional ha detenido a dos ciudadanos, uno de Gabón y otro de Camerún, cuando pretendían estafar 20.000 euros a un comerciante del distrito mediante el sistema de billetes tintados, informó hoy a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Madrid.

Las investigaciones comenzaron cuando los agentes detectaron la existencia de un grupo de ciudadanos de origen africano que estaban contactando empresarios y comerciantes de la zona Centro de Madrid con la intención de estafarles.

Tras contactar con las futuras víctimas, les ofrecían un sistema capaz de transformar cartulinas de papel en billetes de curso legal de 100 a 500 euros mediante la utilización productos químicos. Los ahora detenidos realizaban en presencia de la víctima dos pruebas, en las que les mostraban, utilizando sus propios billetes, cómo funciona el sistema y como unas simples cartulinas se transformaban en billetes de 500 euros.

Para realizar una tercera prueba, los arrestados pedían a la víctima que pusiera ella el dinero, en concreto billetes de 500 euros, y cuya última demostración debían realizar en una habitación de las inmediaciones de Plaza de España.

Entonces, los policías realizaron una serie de gestiones en todos los establecimientos para detectar el momento exacto de la estafa. Fruto de estas gestiones, hace unos días los agentes de la comisaría del distrito Centro supieron que había dos compenentes de este grupo que iban a llevar a cabo una nueva estafa a un comerciante.

Así, les detuvieron en la entrada de un hotel de la calle Princesa, momento previo a que recibieran los 20.000 euros. En el momento del arresto les intervinieron todos los componentes, entre ellos distintos recipientes, conteniendo líquidos, cartulina del tamaño de los billestes de 500, mascarrillas, rollos de precintos y papel de aluminio.

Los apresados han sido ya puestos a disposición judicial. Se trata de Jean M., nacido en Camerún en mayo de 1977, y Beaudelaire M.T, nacido en Gabón en noviembre de 1977. Los agentes del grupo de Policía Judicial de la Policía de Centro intentan localizar ahora a otras personas estafadas en este sistema.

'MODUS OPERANDI'

El 'modus operandi' del timo clásico de los 'billetes tintados' comienza cuando sus presuntos autores, con buenos y elegantes modales, y haciéndose pasar por hombres de negocios de sus países de origen, informan a su víctima de que habían conseguido sacar de los mismos, aludiendo que están perseguidos políticamente o cualquier otra excusa, una importante cantidad de dinero en metálico, proveniente de sus negocios.

Para eludir los controles aduaneros, suelen manifestar al empresario que los billetes habían sido previamente tintados ennegreciéndolos con productos químicos especiales, siendo necesario proceder a su lavado 'wash- wash', con otros productos de elevado coste.

Para convencerle, los autores quedan en la habitación del hotel donde se hospedaban para realizar varias pruebas de lavado de un billete de curso legal ennegrecido previamente, entregándoselo a la víctima para que comprobase su autenticidad. El empresario incluso se traslada al banco para confirmar que se trata de un billete totalmente verdadero.

No obstante, el proceso químico, rodeado de la parafernalia de jeringuillas, frascos de tintes diversos, escayola, prensa manual y otros artilugios, así como la veracidad del billete lavado, a veces convence al empresario. Es cuando 'pica' y vuelve contactar con los sudafricanos, entregándoles la cantidad de 20.000 euros a cambio de un paquete con billetes tintados, y productos para su lavado, en la creencia que el dinero final de curso legal que obtendría sería muy superior.

Una vez se marchan los timadores con el dinero, el empresario comprueba que se trata de siemples cartulinas y generalemente, antes de avisar a la Policía, acude rápidamente al hotel, del que los estafadores ya han huido.