El Gobierno ayudará a los países africanos a mejorar sus servicios de empleo

  • Madrid, 10 abr (EFE).- El Gobierno mantendrá durante la presente legislatura su política de contratación de trabajadores inmigrantes en origen en el África Subsahariana, aunque se volcará en fomentar la cooperación con los países de esta región para mejorar sus servicios públicos de empleo.

El Gobierno ayudará a los países africanos a mejorar sus servicios de empleo

El Gobierno ayudará a los países africanos a mejorar sus servicios de empleo

Madrid, 10 abr (EFE).- El Gobierno mantendrá durante la presente legislatura su política de contratación de trabajadores inmigrantes en origen en el África Subsahariana, aunque se volcará en fomentar la cooperación con los países de esta región para mejorar sus servicios públicos de empleo.

Así se recoge en el Plan África del Ministerio de Asuntos Exteriores para el período 2009-2012, que establece como uno de sus objetivos prioritarios el de "perfeccionar" los mecanismos existentes para combatir la inmigración ilegal en materia social, laboral y policial.

El documento base del nuevo Plan África, al que ha tenido acceso Efe, subraya la importancia de generar expectativas laborales en la población local, asesorando en la creación de servicios públicos de empleo en los países que tienen y reforzando los ya existentes para mejorar la formación y gestión de los flujos migratorios.

A pesar de que la actual crisis ha frenado los programas de contratación en origen, el Gobierno aboga por seguir con este mecanismo en función de la capacidad de absorción del mercado laboral y con la participación de las empresas españolas en los procesos de selección.

Los contratos en origen se pusieron en marcha con los acuerdos bilaterales firmados con varios países subsaharianos, que el Ejecutivo desea extender a otros estados de la región.

El Plan África 2009-2012, que Exteriores presentará oficialmente en mayo, mantiene la política de repatriaciones, aunque ve necesario mejorar los dispositivos de acogida de los menores y garantizar su reunificación familiar.

La nueva estrategia del Gobierno en el continente africano, y en especial, en el área subsahariana, tiene también como gran pilar la cooperación militar y policial para frenar la amenaza del terrorismo, el narcotráfico y la piratería.

España considera clave fortalecer los sistema de seguridad de la zona, firmar más acuerdos en materia de defensa y dar asistencia técnica en áreas como la financiación del terrorismo, la seguridad documental o el control de fronteras.

En el ámbito económico, se aboga por una mayor presencia de empresas españolas en la región para contribuir, de paso, al desarrollo de la región con la creación de empleo y la aportación de nuevas tecnologías.

Se fomenta además la participación española en la explotación "sostenible y respetuosa con el medio ambiente" de los recursos energéticos de países subsaharianos como Nigeria, Guinea Ecuatorial o Angola, así como la inversión en energías renovables.

El fomento de la lengua española es otro de los retos del nuevo Plan África.

Destaca el proyecto de fomentar el empleo de las nuevas tecnologías para impartir cursos oficiales de español por internet y el de crear programas de difusión del idioma a través de la televisión o de las radios comunitarias.

El plan 2009-2012 opta por un enfoque más regional, en vez de centrarse en cada país individualmente, y establece que todas las acciones tengan siempre como referencia los derechos humanos, la igualdad de género y la lucha contra el cambio climático.

Se prevé la apertura de nuevas embajadas, aunque la única que el Gobierno cita es la de Gambia.