España está agradecida con los inmigrantes latinoamericanos y no les cerrará las puertas

  • Santiago de Chile, 26 mar (EFE).- España está agradecida con los inmigrantes latinoamericanos y no les cerrará las puertas a pesar de la crisis económica, declaró hoy a Efe la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, tras entrevistarse con el canciller chileno, Mariano Fernández.

España está agradecida con los inmigrantes latinoamericanos y no les cerrará las puertas

España está agradecida con los inmigrantes latinoamericanos y no les cerrará las puertas

Santiago de Chile, 26 mar (EFE).- España está agradecida con los inmigrantes latinoamericanos y no les cerrará las puertas a pesar de la crisis económica, declaró hoy a Efe la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, tras entrevistarse con el canciller chileno, Mariano Fernández.

"España ha aplicado siempre una política migratoria muy respetuosa con todos los ciudadanos, sobre todo si vienen de América Latina", subrayó la viceministra, quien reconoció que en los países de la región existe una gran preocupación por las repercusiones que la crisis económica está teniendo entre sus comunidades de inmigrantes.

Los cuatro millones de inmigrantes latinoamericanos que han llegado en los últimos diez años a España "han contribuido al desarrollo económico y al mantenimiento del sistema de pensiones y de la natalidad", destacó Trinidad Jiménez.

"Estamos agradecidos a la inmigrantes, pero en este momentos de crisis, disminuye el empleo y los que están en situación irregular son los más vulnerables y afectados", admitió.

Pero la secretaria de Estado puntualizó que "eso no significa que se vayan a cerrar las puertas, ni que se vaya a impedir la llegada, porque Europa y España -dijo- seguirán necesitando personas procedentes de otros países para ocupar determinados puestos de trabajo".

"Ahora estamos en el momento álgido de la crisis, pensamos que en el 2010 empezará a haber una cierta recuperación y podrá mantenerse con toda normalidad la política migratoria que siempre hemos defendido", agregó Jiménez, quien recalcó que se trata de "una política ordenada y legal, para garantizar los derechos legales y laborales de todas las personas que vienen de fuera".

En la reunión que la secretaria de Estado sostuvo este miércoles en Santiago con el secretario chileno de Relaciones Exteriores, Mariano Fernández, ambos gobiernos acordaron coordinar su participación en los organismos multilaterales en los que se discuta la crisis económica mundial,

"Creemos que en estos momentos de crisis económica es muy importante reforzar nuestra presencia y nuestra coordinación en los foros multilaterales", manifestó Trinidad Jiménez, quien mañana participará en Viña del Mar, a 125 kilómetros al oeste de Santiago, en un seminario previo a la VI Cumbre de Líderes Progresistas.

"Entre España y Chile hay una relación estratégica, muy intensa" que se ve favorecida por la afinidad política y personal entre la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien el sábado participará en la cumbre progresista.

En la reunión que mantuvieron hoy, el ministro chileno de Relaciones Exteriores y la secretaria de Estado español hablaron "de la forma en que se pueden atender las necesidades más acuciantes de algunos países de la región".

También abordaron las perspectivas para la América Latina que abre la llegada a la Casa Blanca del presidente de EEUU, Barack Obama.

"Esperamos que haya una relación de respeto", recalcó la secretaria de Estado para Iberoamérica, quien agregó que "lo más importante no son las discrepancias, sino que haya una relación que permita que Estados Unidos mire al resto de los países como aliados con los que tendrá que concertar determinadas posiciones".

"Y Chile es un país que puede representar muy bien ese nuevo sentir y actuar como moderador de las discrepancias que puedan ir surgiendo", apuntó Jiménez.

Respecto al encuentro que reunirá a más de 200 líderes, intelectuales y académicos de la izquierda latinoamericana y europea en la ciudad chilena de Viña del Mar los próximos dos días para buscar salidas comunes a la crisis, la secretaria de Estado española admitió que las realidades de ambas regiones son diferentes.

"Pero hay muchos elementos comunes -puntualizó-, y está crisis ha conseguido acercar posiciones, la interdependencia cada día es mayor, y ante retos globales necesitamos dar respuestas globales", recalcó.

"Una mayor regulación de los temas financieros, un mayor control de los flujos de capital, una mayor capacidad de intervención del Estado para regular estos intercambios es algo aceptado por todos", opinó la secretaria de Estado.

Los sistemas políticos y económicos de América Latina "cada día se parecen más a los de la Unión Europea y del resto del mundo, por lo tanto, hay enormes posibilidades de conjugar intereses y de arbitrar soluciones", enfatizó Jiménez, quien mañana también se entrevistará en Viña del Mar con el candidato oficialista para las elecciones presidenciales chilenas, el senador Eduardo Frei.