Iniciativa reclama al Ayuntamiento una solución "digna" para los inmigrantes de la fábrica de Marxalenes

VALENCIA, 24 (EUROPA PRESS)

Iniciativa del Poble Valencià exigió hoy al Ayuntamiento de Valencia que ofrezca una solución "digna" para las personas inmigrantes que se encuentran en la antigua fábrica de bombas Gens, ubicada en el barrio de Marxalenes, y que "se ven envueltas por un inminente desahucio forzoso".

Así lo explicó la responsable de Políticas Sociales de Iniciativa, Reyes Matamales, quien explicó que en la antigua fábrica de Marxalenes se ha asentado un colectivo de unas 60 personas inmigrantes que, "con la crisis económica, han perdido los puestos de trabajo y han recurrido a la utilización de la fábrica como vivienda, tras quedarse sin ningún tipo de recurso ni ayuda social".

"Ahora el Ayuntamiento de Valencia ha forzado a la empresa propietaria del inmueble a reclamar en los juzgados un desahucio forzoso", manifestó Matamales, quien añadió que, de esta forma, estas personas "perderán las mínimas condiciones de subsistencia que habían conseguido viviendo en la antigua fábrica".

Por ello, la dirigente de Iniciativa exigió al consistorio valenciano que ofrezca una solución para estas personas que pase por "una correcta reubicación y un nivel suficiente de protección social". A su juicio, lo que está pasando con estas personas "no es un caso aislado, es lo que puede acabar pasando con muchas otras personas, y no sólo inmigrantes, que ven como después de perder sus trabajos se les acaban las prestaciones sociales y se quedan sin ningún tipo de recurso ni de protección".

"Las distintas administraciones deben replantearse las políticas de protección social porque las víctimas del actual sistema van a ir en aumento", manifestó. Asimismo, puntualizó que el Ayuntamiento de Valencia "debe mejorar la gestión del actual albergue de acogida y construir más instalaciones de estereotipos".

Para Matamales, "ahora urgen medidas paliativas de las consecuencias de la crisis como ayudas de acceso a la vivienda, ayudas económicas y servicios de intermediación con garantías", porque, según destacó, "la urgencia es dar un techo a estas personas como medida temporal". Así exigió medidas de acogimiento temporal "con un derecho dentro de nuestro sistema de protección".

En esta línea, indicó que el albergue y la construcción de instalaciones a "largo plazo". Por este motivo, aseveró que "lo importante es reforzar un sistema de protección que no se base en el maltrato a los más débiles". Sobre este asunto, hizo hincapié en que hay que cambiar el modelo social que "en manos del PP es una radiografía de la decepción, en cuanto a modelo de política social".

"Si hay desahucios y dispersan a los inmigrantes el problema será por la ciudad o por los pueblos", relató Reyes Matamales, para quien el PP será "el responsable directo". Finalmente, aseguró que el Plan para la Integración de la Inmigración, creado por el Ayuntamiento de Valencia y aprobado el 27 de diciembre de 2002, "todavía está parado, sin desarrollar".