Inmigración destinará más de 97 millones de euros a combatir la crisis alimentaria en los países empobrecidos

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Inmigración y Ciudadanía destinará más de 97 millones de euros durante este año para impulsar proyectos de cooperación internacional y combatir la crisis alimentaria que afecta a los países empobrecidos, según informó la Generalitat en un comunicado.

Así lo recoge el 'Plan Anual de Cooperación Valenciana para el Desarrollo 2009', aprobado por el Consell, que se llevará a cabo junto a varias ONGD, universidades valencianas, sindicatos, asociaciones de inmigrantes, organizaciones empresariales y otros organismos institucionales

De esta manera, la Generalitat destinará el 75 por ciento de los fondos a programas de cooperación internacional que se dirigen a los países indicados en el documento, mientras que el 14 por ciento irá para aquellos que hayan sido clasificados por Naciones Unidas como los países menos adelantados.

Así, los lugares prioritarios de América Central y del Caribe serán El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana; mientras que en Sudamérica, destacarán Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. Por su parte, en África se priorizarán Angola, Benin, Burkina-Faso, Etiopía, Kenia, Mozambique, Uganda, Ruanda, Argelia, Marruecos, la población saharaui y los territorios palestinos. Finalmente, los fondos destinados a Asia se centrarán en la India.

En cuanto al contenido del 'Plan Anual de Cooperación Valenciana', el conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, destacó "las estrategias para reducir la pobreza, que tienen por objeto el desarrollo humano sostenible y la mejora de las condiciones de vida de los pueblos". De este modo, explicó que se considerarán especialmente "los proyectos orientados a garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria, para reducir la grave crisis alimentaria".

Otro punto fundamental del documento es la protección y el respeto a los Derechos Humanos, que según indicó el conseller, "pasa por el fortalecimiento de las estructuras democráticas, la gobernabilidad y la gestión descentralizada, además del fortalecimiento de la sociedad civil y la participación ciudadana". Así, señaló que las acciones se encaminarán a "resolver los problemas que inciden en la desigualdad y la discriminación", entre los que destacó "la protección de los derechos de la infancia, de los pueblos indígenas, de personas con discapacidad y de personas refugiadas y desplazadas, entre otras".

Además, el conseller explicó que se impulsará "la igualdad de género, priorizando las acciones que generen cambios en las relaciones entre mujeres y hombres". Para conseguir este objetivo, se se refirió a diferentes proyectos encaminados a "identificar las necesidades estratégicas de las mujeres, de manera que se disminuya la desigualdad en el marco de los derechos y del poder político".

Por último, Blasco explicó que el documento se refiere al fomento de la sostenibilidad ambiental. "Este objetivo se llevará a cabo mediante programas y proyectos que contemplen la planificación y la gestión medioambiental, así como el uso racional y sostenible de los recursos naturales", detalló.

INSTRUMENTO DE PLANIFICACIÓN Y PARTICIPACIÓN

El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, destacó que el nuevo documento es "el principal instrumento de planificación de la cooperación valenciana". Según explicó, con él "se contribuirá al desarrollo humano sostenible en los países empobrecidos, además de potenciar la participación social valenciana, especialmente de la población inmigrante".

Entre otras medidas, el documento establece las previsiones normativas y el marco estratégico de la cooperación valenciana, con sus objetivos y prioridades. Asimismo, también determina sus modalidades e instrumentos, además de la colaboración de los agentes sociales implicados y el marco presupuestario que se le atribuye.