La Cámara de Tenerife reivindica el puerto de Granadilla ante los perjuicios económicos que tiene su paralización

González critica la actitud de los opositores a los que acusa de usar argumentos basados en "una sesgada interpretación de criterios ambientales"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 (EUROPA PRESS)

La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad de todos los colectivos sociales y políticos" que se oponen a la construcción del puerto de Granadilla, instándoles a que "tomen conciencia de las graves repercusiones que puede tener para Canarias el mantenimiento de la suspensión de las obras", según recoge un comunicado de la Cámara.

En este sentido, el presidente Ignacio González ha considerado que "aquellos grupos que han expresado en la calle y en las diferentes instancias europeas su rechazo a la construcción de esta infraestructura vital para Canarias, deberían de tomar conciencia de la enorme responsabilidad que tienen al mantener una postura que está taponando una de las vías de recuperación económica de las islas".

El puerto de Granadilla se encuentra paralizado cautelarmente desde hace aproximadamente mes y medio, como consecuencia de la decisión adoptada por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, tras conocer un auto del Tribunal Superior de Justicia de Canarias del pasado 23 de febrero que suspendía la descatalogación de los sebadales aprobada por el Gobierno canario.

El presidente de la entidad cameral criticó la "actitud irresponsable" que están teniendo colectivos como la Plataforma contra el Puerto de Granadilla o el Grupo Confederal de Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica y que se ha canalizado a través de una continua oposición a la infraestructura portuaria esgrimiendo argumentos basados en "una sesgada interpretación de criterios medioambientales".

DIVERSIFICACIÓN

A su juicio, "la construcción del puerto de Granadilla se hace todavía más necesaria en el actual momento de crisis, en el que el principal motor de la economía e las islas, el turismo, está siendo objeto de un importante retroceso". Recuerda, además, que los últimos datos facilitados por la Consejería de Turismo del Ejecutivo autónomo ponen de manifiesto que se ha registrado un descenso del 15% del número de visitantes extranjeros en los tres primeros meses del año, lo que justifica aún más la necesidad de diversificar la economía canaria, con otras actividades".

Añadió que a esto se suma la preocupación expresada por las diferentes patronales hoteleras del archipiélago, que han avanzado que la ocupación media de los establecimientos alojativos durante este año apenas llegará al 55 por ciento, un índice que resulta, explica González, claramente preocupante teniendo en cuenta que para que se pueda hablar de rentabilidad es necesario estar al menos en el 70 por ciento. Esto, según González, supone que "los cerca de 400.000 trabajadores de este sector en las Islas pueden verse en la cuerda floja en los próximos meses y parte de ellos podrían pasar a engrosar las cifras del paro".

Precisamente, el titular de la entidad cameral recordó que la mayor parte de los 283.344 desempleados registrados en Canarias durante el pasado mes de marzo, es decir, 154.887, pertenecen al sector servicios, en donde el desempleo creció un 4,4 por ciento respecto al mes de febrero, un punto más que el alza registrada por los empleados de la construcción, área que se considera la más afectada por la actual crisis económica.

Desde la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, su titular consideró que "la construcción del puerto de Granadilla es un proyecto de vital importancia para asegurar una evolución en positivo del archipiélago". Insistió en que, además, constituye una de las vías de salida que los expertos consideran necesarias para superar la crisis a través de la inversión en obra pública y que, explica, permitiría salir del bache al castigado sector de la construcción.

En este sentido, remarcó que las previsiones iniciales contemplaban que las obras de la mencionada infraestructura portuaria generarían más de 600 puestos de trabajo directos y miles de indirectos.

EL GAS, TAMBIÉN

Otro de los aspectos que, a juicio de Ignacio González, no se debe pasar por alto es la consideración de que el puerto de Granadilla es la llave para garantizar la diversificación de la energía en Tenerife. Aclaró que, pese a la necesidad de potenciar las energías renovables, no se pude prescindir de la utilización del gas, en especial como combustible en las centrales de ciclo combinado.

El presidente de la Cámara de Comercio afirmó que el reciente apagón de luz que sufrió Tenerife a finales del pasado mes "no es más que la consecuencia de no haber desarrollado una infraestructura acorde con la demanda actual" y pone de manifiesto la imperiosa necesidad de solventar las deficiencias del actual sistema energético.

Asimismo, explicó que esto permitiría reducir en un 30 por ciento la emisiones de dióxido de carbono, con lo que, insiste, queda también demostrado el beneficio que dicha instalación tendría en el medio ambiente.