La Generalitat valenciana exige al Gobierno 30 millones de euros "como mínimo" para integración de inmigrantes

VALENCIA, 30 (EUROPA PRESS) El conseller de Inmigración y Ciudadanía de la Comunidad Valenciana, Rafael Blasco, exigió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que destine a la región "como mínimo", 30 millones de euros a través de "un reparto justo entre las autonomías" para la integración de la población inmigrante. Esta petición se realiza después de la "marcha atrás" anunciada por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, de reestablecer el Fondo de Integración fijándolo de nuevo en 200 millones de euros a repartir entre todas las comunidades, señalaron fuentes de la Conselleria de Inmigración en un comunicado. El conseller del ramo reclamó que el reparto de los fondos sea "justo, no como ocurrió en 2008, donde no se tuvo en cuenta el incremento de la población extranjera, de acuerdo con el padrón oficial". En este sentido, el conseller también recordó que el ejercicio anterior, la Comunitat fue la segunda región española que menor incremento tuvo de estos recursos. La asignación de este fondo para la autonomía valenciana sólo aumentó un 0,43% (22.814.228 euros) respecto al año anterior, cuando el crecimiento medio en toda España fue de un 2,39%. Blasco incidió en que "la cantidad aportada de 2008 era, a todas luces, inadecuada", ya que "no se realizó teniendo en cuenta la población inmigrante residente". "A día de hoy con un crecimiento de más de 110.000 personas extranjeras en nuestra región, esto no puede repetirse", aseveró. Así, lamentó que "mientras la Comunitat se quedaba a la cola de las ayudas, autonomías como el País Vasco o Galicia vieron extendidas sus subvenciones del mismo en un 16,62% y un 10,32%, respectivamente". Ahora, apuntó, el Gobierno de España ha anunciado que reestablecerá el Fondo en 200 millones de euros obviando el "tijeretazo" del 30%, lo que ha supuesto un motivo de satisfacción para las autonomías. Sin embargo, el conseller añadió que el "recorte implicaba que la Comunitat iba a recibir apenas 15 millones de euros lo que hubiera podía provocar un desequilibrio y ahogo económico en los centros de acogida y la labor de los ayuntamientos que podía desembocar en una ausencia de atención digna para muchas personas inmigrantes". En este sentido, hizo notar que a través del dinero procedente del Gobierno de España, se financian junto a la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía un total de 562 plazas de acogida, así como recursos de los municipios para favorecer la integración. "MES Y MEDIO DE ESPERA" En relación al tiempo estipulado por el Ejecutivo para reponer la cantidad de esta partida, el responsable de Inmigración manifestó que "no se puede mantener a las administraciones municipales y autonómicas a la espera de una partida imprescindible como ésta durante mes y medio". De hecho, Blasco recordó que fue el primero en pedir por escrito al ministro Celestino Corbacho que convocara de forma urgente una reunión de la Conferencia Sectorial de Inmigración, que es "el lugar donde se tienen que hablar estas decisiones", resaltó. Blasco insistió de nuevo en que "este encuentro es absolutamente necesario".