Lasquetty asegura que entidades religiosas no pueden gestionar Cepis y niega que se adoctrine a inmigrantes

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El consejero de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, negó hoy que organizaciones religiosas gestionen o adoctrinen en los Centros de Integración y Participación para Inmigrantes (Cepi) de la región.

Durante la presentación del balance de las remesas de los inmigrantes residentes en la Comunidad, Lasquetty señaló que la administración de los Cepis no se cede, sino que adjudica a través de un concurso público "al que no pueden optar entidades religiosas o políticas, sólo sociales, y donde se valoran criterios objetivos iguales para todos".

El consejero respondió así a la información publicada la semana pasada por 'El País', que señalaba que la congregación Legionarios de Cristo, investigada por el Vaticano, controla estos cuatro centros a través de la Fundación Altius-Francisco de Vitoria y percibe por gestionarlos 1,6 millones de euros de las arcas regionales. Este diario asegura que, en al menos uno de estos CEPI --el centro Hispano-Americano de Majadahonda-- "los legionarios aprovechan para hacer apostolado y campaña contra el aborto entre los inmigrantes".

Lasquetty destacó la labor que realizan 400 voluntarios y los 100 profesionales --entre dinamizadores, trabajadores sociales, psicólogos, expertos informáticos-- que atienden los 17 centros de participación de inmigrantes de la región. "Hacen un trabajo excelente, que merece que se respete", agregó.

Según explicó, el pasado mes de marzo se realizaron en los Cepis un total de 110 cursos de aprendizaje de español, confección, comercio, márketing o informática, así como 75 talleres de búsquedas de empleos, 229 actividades culturales, 25 lúdicas y talleres y escuelas de deportes.

"Los Cepis son un modelo de éxito que cada vez atrae a sus puertas a más personas de forma voluntaria. Si la gente va es porque les ofrece actividades útiles. Además, es un modelo de referencia que visitan otras comunidades españolas y de otros lugares del mundo", indicó Lasquetty.

Los Centros de Integración y Participación de Inmigrantes fueron visitados el año pasado por 220.000 personas, 40.000 más que el año anterior. "Hacen un trabajo excepción y excelente, del que estoy orgulloso", concluyó el consejero de Inmigración y Cooperación.