PSN dice que es necesario un Parlamento europeo progresista que impulse una política de inmigración "común y justa"

PAMPLONA, 31 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSN, Roberto Jiménez, afirmó hoy que es "necesario" un Parlamento europeo "progresista" que impulse una política de inmigración "común, justa y solidaria", para que así "se evite la explotación y se favorezca la integración" de los inmigrantes.

El dirigente socialista señaló en un comunicado que los progresistas "compartimos una visión positiva y global de la inmigración, que entiende que debe ser un fenómeno ordenado y bien regulado para asegurarnos de que los inmigrantes no sufren ni las mafias ni la explotación laboral, ni problemas de integración en las sociedades de acogida".

En este sentido, recordó que el presidente norteamericano, Barack Obama, "anunció recientemente su nueva política de inmigración", que según Jiménez, "sigue los pasos de la política migratoria del Gobierno de Zapatero, al encontrarse entre sus propuestas principales la regularización de los inmigrantes 'sin papeles', la penalización de los empresarios que contraten a inmigrantes irregulares y el reforzamiento de la vigilancia de las fronteras".

En opinión del responsable de los socialistas navarros, "necesitamos más que nunca" una mayoría progresista en el Parlamento Europeo, que "aborde las políticas migratorias desde el equilibrio entre la seguridad y los derechos de las personas, entre el respeto a las leyes y la promoción de la interculturalidad y la convivencia".

Por este motivo, destacó que los socialistas se comprometen a "seguir progresando en la construcción de la Política Común de Inmigración Europea para seguir avanzando en la integración plena de los inmigrantes en nuestras sociedades, en la creación de un marco de diálogo y cooperación fluido con los países de origen y tránsito de la inmigración".

Además, propuso que se profundice el diálogo desde la Unión Europea con todos los países implicados en los movimientos migratorios, "con el fin de alcanzar un marco estable, integral, justo y solidario", y aseguró que "la lucha contra la trata de seres humanos para la explotación sexual y laboral será un elemento esencial de nuestra política también a escala europea".

"Los socialistas españoles y europeos vamos a seguir trabajando para que la Política Europea de Inmigración sepa conjugar las necesidades del mercado laboral europeo y las de los trabajadores inmigrantes, con igualdad plena de derechos y deberes, igualdad de acceso a los servicios públicos y protección frente a la discriminación", concluyó.