Rumí vincula el hito en la reducción de pateras a la crisis al hacer "desaparecer el imán" del acceso "posible" a empleo

ALMERÍA, 15 (EUROPA PRESS)

La secretaria de estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, vinculó hoy la reducción de la llegada de inmigración clandestina por vía marítima al territorio nacional detectada durante el primer cuatrimestre a la actual coyuntura de crisis económica, que ha hecho desaparecer el "imán" que suponía la facilidad de acceso al mercado laboral al tiempo que defendió el marco legislativo impulsado por el PSOE en las dos últimas legislaturas frente a la tesis del PP que apuntaba a la ley como causa del denominado 'efecto llamada'.

Durante el acto de firma del convenio marco para crear en la Universidad de Almería (UAL) el Centro para el Estudio de Migraciones y las Relaciones Interculturales, Rumí resaltó el hito registrado el pasado mes de abril en las Islas Canarias, donde "la buena noticia" del cese en el flujo de cayucos se suma al descenso "importante" en más de un 50 por ciento que se dio durante el primer trimestre con respecto al mismo periodo del año 2008.

Señaló, en esta línea, que los datos revelan la "eficacia" de las medidas implantadas por el Ejecutivo central en lo que tildó como "una lucha constante contra la inmigración clandestina y aquellos que la promueven" pese a reconocer de "forma clara" la influencia "indudable" de la desaparición del citado 'efecto llamada' que suponía --ahondó-- "tener la posibilidad de trabajar, que ya no existe, en su huida contra la miseria y por necesidad de buscar un mundo mejor".

Rumí añadió, no obstante, a esa "evidencia pese a las medidas puestas en marcha por el Gobierno central contra la crisis económica" el buen funcionamiento de los controles en las fronteras y la cooperación en origen, que ejemplificó en el "resultado positivo" con el que se saldan de momento las patrullas mixtas impulsadas con el Reino de Marruecos, Senegal y Mauritania.

Actualmente, Andalucía sigue siendo la cuarta comunidad autónoma española por cifra absoluta de trabajadores inmigrantes en paro, tras Cataluña (105.906), Madrid (87.348) y Comunidad Valenciana (71.856). En el mes de abril se incrementó un 103,2 por ciento la cifra de desempleados en relación con el mismo mes del año anterior, con 253.951 parados más. En relación con el mes anterior, el paro entre los inmigrantes se incrementó un 0,65 por ciento, con 3.239 desempleados más que en marzo de 2009.