Thòmas considera que quedó "muy patente" que los médicos y enfermeros que se manifestaron ayer están vinculados al PP

El conseller de Salud confirma el cese del gerente de Son Llàtzer por "pérdida de confianza"

PALMA DE MALLORCA, 02 (EUROPA PRESS)

El conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, considera que quedó "patente" que los médicos y enfermeros que se manifestaron ayer miércoles en la Plaza España de Palma están vinculados al Partido Popular (PP), al que le interesa "generar un conflicto en la calle" y, en estos momento, "utiliza la lengua catalana" y al colectivo sanitario para hacerlo.

Concretamente, Thomàs expuso, en declaraciones realizadas a los medios de comunicación al término de la inauguración de una jornada sobre autismo en el Colegio Oficial de Médicos de Baleares (Comib), que "queda bien patente quién había allí, ciudadanos y ciudadanas que se identifican con un posicionamiento político respecto a la lengua" y que "se sienten vinculados a la postura del PP, en estos momentos, sobre la lengua", dijo.

El conseller recordó que fueron los 'populares' quienes aprobaron el Estatuto y la Ley de Normalización Lingüística, que regulan la entrada de funcionarios en la Administración Pública Balear, y en los que se basa el decreto aprobado ahora por el Govern. Y, si el PP "quiere salir de ese marco legal", le invitó a que también rechace la Constitución y las legislaciones que aprobó en su día.

También recordó Thomàs que el Consell Consultiu dice que cualquier persona que opta a una plaza de funcionario debe "demostrar conocimientos de lengua catalana" y, por lo tanto, se trata de un a "requisito, no un mérito", sin el cual, no se puede acceder al puesto. Aunque matizó que, en el caso de la Salud, se contempla una excepción respecto a otras profesiones, que, al parecer, los profesionales consideran insuficiente.

Una circunstancia que se debe a que "tenemos conocimiento más que suficiente de la realidad del sector" y que se traduce en una rebaja del nivel de dominio del catalán exigido, ya que, mientras a cualquier otro opositor a la Comunidad Autónoma se le pide el C, que implica conocimientos importantes de la lengua, en este caso basta el B --básico-- y, además, da un plazo de dos años para demostrar ese conocimiento.

Así, el conseller de Salud y Consumo aseguró que "es un decreto de puertas abiertas", porque "cualquier persona de cualquier Comunidad Autónoma puede venir a optar una plaza de funcionario estatutario" y "lo único que se hace es reconocer el derecho que tienen los residentes en Baleares a expresarse en catalán, si lo estiman oportuno", manifestó.

REUNIÓN DEL PATRONATO

En otro sentido, el conseller confirmó en sus declaraciones el cese del gerente del Hospital Son Llàtzer, Carles Ricci, por "pérdida de confianza", tras ser condenado por un juzgado de Palma el pasado lunes, 27 de marzo, a un total de tres meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión durante ese periodo de tiempo, por considerarle responsable de un delito contra los trabajadores hace diez años.

Vicenç Thomàs explicó que el patronato que gobierna Son Llàtzer se reunirá hoy y debatirá la cuestión, aunque adelantó que la Conselleria que dirige ya ha anunciado el cese de Ricci, de quien, por otro lado, resaltó su "capacidad de gestión" durante los 20 meses que estuvo al frente del centro hospitalario y, además, expresó que su opinión sobre el gerente es "positiva" en realidad.

Cabe recordar que los hechos por los que Carles Ricci fue condenado se remontan a 1998, en su etapa como director gerente de la Fundación Hospital de Manacor. Y tienen su causa en un accidente, una fuga de óxido de etileno en la cámara de esterilización del centro, que supuso que Inspección de Trabajo cerrara la sala en febrero del año 2000, al no haber sido solucionado el problema en los dos años que trascurrieron, poniendo en peligro a los empleados que trabajaban allí.