Una mujer chechena se prende "a lo bonzo" en la sede de Cruz Roja de Alicante al saber que iba a ser desahuciada

La familia, con cuatro hijos, iba a ser expulsada del centro de migraciones de Cruz Roja por la "conducta inapropiada" de los padres

ALICANTE, 28 (EUROPA PRESS)

Una mujer de origen checheno resultó herida con quemaduras en pecho y manos tras rociarse con un líquido inflamatorio y prenderse fuego a sí misma en la sede de la Cruz Roja de la ciudad de Alicante, a donde acudió tras conocer que su familia iba a ser desalojada del centro de migraciones de la entidad en el que el matrimonio y sus cuatro hijos habitan, según informaron hoy a Europa Press fuentes de la organización humanitaria.

El suceso se produjo pasadas las diez de esta mañana, cuando la mujer entró en la sede de Cruz Roja situada en la avenida de Novelda de Alicante, con una bolsa de plástico en la que portaba cerillas y un líquido inflamable, con el que se roció y se prendió fuego a sí misma.

Las llamas le afectaron a la zona del pecho y de las manos, según detallaron las mismas fuentes, quienes destacaron que la presencia de personal médico en el edificio evitó que sufriera lesiones mayores, ya que fue socorrida de inmediato por los médicos, y trasladada por una unidad del Servicio de Atención Médica Urgente (Samu) al Hospital General de Alicante.

DESAHUCIO

El marido de la víctima había acudido unos minutos antes a la misma sede de Cruz Roja para hablar con una psicóloga de la entidad, que le confirmó la decisión de darles de baja del centro de migraciones en el que viven desde noviembre de 2008 por la "conducta inapropiada" que el matrimonio habría tenido durante su estancia.

La familia de origen checheno había cursado en los últimos meses la solicitud de asilo por razones humanitarias, petición que había sido rechazada en dos ocasiones, según detallaron las mismas fuentes, quienes recordaron que el centro de migraciones es un recurso para personas que demandan asilo político, pero no está previsto que permanezcan cuando éste ha sido denegado.

No obstante, en este caso la organización humanitaria había permitido que siguieran en el centro mientras planteaban nuevos recursos, hasta que en las últimas semanas "la conducta inapropiada" de los progenitores había llevado a Cruz Roja a darles de baja en este centro.

Por ello, el encuentro concertado esta mañana con el padre, tenía como propósito el informarle formalmente de esta decisión, algo que la familia ya conocía de manera extra oficial, y ofrecerle otros recursos de apoyo para que la familia pudiera "salir adelante".

En el transcurso de la reunión, y tras recibir la confirmación de la noticia, el padre de familia supuestamente se comunicó con su mujer, quien apenas unos minutos después llegó a la Cruz Roja y se prendió fuego.