Cientos de miles de personas se manifiestan en Roma contra la gestión del Gobierno de Berlusconi ante la crisis

ROMA, 4 (EUROPA PRESS)

La Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL) sacó hoy a las calles de Roma a 2.700.000 personas, según la organización, para protestar contra la gestión del Gobierno de la crisis económica y para pedir más gasto público para crear empleo.

Los manifestantes concurrieron en cinco columnas hasta la plaza Epifanía, junto al Circo Máximo. "Me gustaría que el gobierno trata de hacer más, no pedimos lo imposible", afirmó uno de los manifestantes en declaraciones a 'La Stampa'.

"Es uno de los acontecimientos más grandes de la historia", afirmó el secretario general de la CGIL, Guglielmo Epifani, en referencia a la manifestación. Epifani emplazó al Gobierno a adoptar una "verdadera respuesta" a la crisis. "Se abre un verdadero debate para abordar de forma seria, ordenada y coherente la crisis. Esta solicitud no es un reto, sino para una mesa con un verdadero debate", dijo.

También estuvo presente el secretario general del Partido Democrático italiano, el más importante de la oposición, Dario Franceschini, quien emplazó al Gobierno a "hacer frente a la crisis", aunque emplazó a la CGIL a no arremeter contra los demás sindicatos italianos, los que accedieron a apoyar el nuevo modelo de contrato laboral planteado por el Gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi.

También intervinieron en el estrado seis representantes de los manifestantes: un trabajador de Pomigliano d'Arco, un pensionista romano, un trabajador precario de Lombardía, un estudiante, un inmigrante y un médico.

La respuesta del Gobierno a la gran manifestación llegó del ministro de Administraciones Públicas, Renato Brunetta. "Si alguien monta un picnic no hace daño a la economía, obviamente, porque mueve recursos, restaurantes y autobuses", afirmó con sarcasmo.