Desarticulan la conexión gaditana de una red internacional de inmigración ilegal mediante matrimonios

CÁDIZ, 15 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional informó hoy de la desarticulación de la conexión gaditana de una red internacional dedicada a la inmigración ilegal de personas mediante la formalización de matrimonios de conveniencia. Por el momento hay cinco personas detenidas, aunque no se descartan nuevas detenciones.

En un comunicado, Subdelegación del Gobierno en Cádiz explicó que, en el marco de la 'Operación Acacias', la Policía logró desarticular en la provincia una red de ciudadanos de origen hindú que se dedicaba a organizar matrimonios de conveniencia, previo pago de una elevada cantidad de dinero.

Según dijo, los matrimonios se contraían entre nacionales de la India y Pakistán con mujeres de Portugal y España con el fin de que pudieran solicitar permisos de residencia, que eran tramitados en las Oficinas de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz.

La alerta surgió en los últimos meses, cuando se detectó la afluencia masiva de ciudadanos de dichos países que acudían hasta las referidas oficinas con la pretensión de regularizar su situación en España, alegando para ello haber contraído matrimonio con ciudadanas comunitarias.

Así, a principios de marzo se inició una investigación pormenorizada de todos los casos, quedando la tramitación de solicitudes de los permisos de residencia "en suspenso desde ese mismo instante" hasta aclarar los hechos.

MODUS OPERANDI

Estas personas contraían matrimonio en diferentes países de Europa tras lo que, aprovechando que ya se encontraban en territorio Schengen, viajaban hasta España en donde emitían sus solicitudes de regularización. En sus solicitudes hacían constar domicilios ficticios o de otras personas, llegando incluso a aportar en una de las ocasiones como domicilio las señas de la Delegación Provincial de Hacienda.

Según indicó, se daba la circunstancia de que miembros de esta red captaban en las calles de Cádiz a personas que "accedían a autorizar fraudulentamente el empadronamiento de los hindúes y pakistaníes en sus domicilios a cambio de una jugosa cantidad de dinero".

Para dicho acto --que quedaría englobado dentro del tipo penal del delito de favorecimiento de la inmigración--, la vigente Ley Penal española contempla una pena de entre cuatro y ocho años de prisión y cuantiosísimas multas.

A esas mismas penas de prisión podrían enfrentarse las personas que, aprovechándose de la especial situación de irregularidad de estos ciudadanos extranjeros en España, se prestasen a contraer matrimonio en "fraude de ley" con ellas a cambio de una cantidad de dinero.

CINCO DETENIDOS POR EL MOMENTO

Fruto de las investigaciones se han practicado cinco detenciones, cuatro de ciudadanos de la India y una de una mujer española, habiéndoseles imputado entre otros delitos los de favorecimiento de la inmigración y falsedad documental.

Uno de los ciudadanos hindúes ahora detenidos era, supuestamente, el encargado de preparar los trámites a sus compatriotas para que se casaran con ciudadanas de la UE, cobrándoles entre 12.000 y 13.000 euros por concertarles los matrimonios y ayudarles en la realización de todos los trámites para solicitar el permiso de residencia.

Una vez obtenida la regularización, indicó, algunos de estos nuevos residentes eran incorporados a la trama de la organización captando nuevos clientes.

Entre los documentos recuperados se encuentran más de 50 certificados de empadronamiento falsos, originales y fotocopias de pasaportes de ciudadanos pakistaníes, hindúes y portuguesas, varias fotocopias de DNI de españolas, así como certificados de matrimonio y de soltería.

Por el momento, los investigadores han descubierto más de 30 matrimonios viciados, informando a la Subdelegación del Gobierno en sentido negativo sobre la concesión de tantos otros permisos de residencia.

Asimismo, instaron a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras la revocación de varios permisos que en su día no pasaron los controles en la provincia de Cádiz, siendo por lo tanto desestimados, y que posteriormente fueron tramitados nuevamente y concedidos en otras comunidades autónomas.

Finalmente, la Subdelegación del Gobierno de Cádiz indicó que la 'Operación Acacias' continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones.