El desempleo puede afectar a 9 millones de personas en Latinoamérica, dice un experto

  • México, 2 abr (EFE).- El desempleo en América Latina puede afectar a cerca de nueve millones de personas si los gobiernos no reaccionan con medidas adecuadas de respaldo a la sociedad, dijo hoy en la capital mexicana el asesor de Naciones Unidas, el argentino Bernardo Kliksberg.

El desempleo puede afectar a 9 millones de personas en Latinoamérica, dice un experto

El desempleo puede afectar a 9 millones de personas en Latinoamérica, dice un experto

México, 2 abr (EFE).- El desempleo en América Latina puede afectar a cerca de nueve millones de personas si los gobiernos no reaccionan con medidas adecuadas de respaldo a la sociedad, dijo hoy en la capital mexicana el asesor de Naciones Unidas, el argentino Bernardo Kliksberg.

El especialista, autor de 47 libros, es asesor de la ONU/PNUD para América Latina, recibió en México el premio "Ganar-Ganar" por parte de la organización Acción Social Empresarial por su destacada trayectoria en la difusión de la ética en los negocios y la responsabilidad social.

En una rueda de prensa, el experto, quien presentó la edición 18 del libro "Más ética, más desarrollo", aseguró que la actual crisis es "la catástrofe mayor en los últimos 80 años, algo nunca visto por las actuales generaciones, y solo comparada con la crisis de 1930".

Explicó que esta crisis dejará sin empleo a 50 millones de personas en el mundo.

Recordó que en Estados Unidos se perdieron 23.000 empleos diarios en el primer bimestre, y agregó que los desempleados y subempleados suman unos 25 millones de personas en ese país.

En América Latina los impactos de la crisis aún se desconocen pero el Producto Interno Bruto (PIB) de la región caerá este año un 0,3% después de que mantuvo un crecimiento sostenido del 4,7% por ciento en promedio.

"Las cosas se han agravado, y no entender que es así solo agudiza el problema y dificulta la salida", indicó.

El especialista, que cuenta con cinco títulos universitarios, de ellos dos doctorados, afirmó que se verán afectadas las exportaciones latinoamericanas, los ingresos de remesas, el empleo.

No obstante, afirmó que Latinoamérica está preparada para afrontar mejor la crisis, debido a que sus países "entendieron la paliza" que les propinaron en las décadas de los 80 y 90 cuando fueron víctimas de desregulaciones y abusos.

Aseguró que tres factores desencadenaron esta crisis: las políticas públicas que eliminaron los controles de la economía, las fallas éticas de los líderes de los mayores corporativos que derivó en una "codicia desenfrenada" de los altos ejecutivos, y tercero, el predominio de una ideología fundamentalista sobre el libre mercado que acabó con los valores éticos.

Dijo que en América Latina la mayoría de grandes empresas se encuentran en una etapa de "narcisismo" que solo piensan en su ganancia inmediata y despiden trabajadores, cuando su principal responsabilidad social actual es proteger el empleo.

Kliksberg afirmó que un factor positivo es la democratización en la mayoría de los países, que permite a la sociedad exigir a las empresas cumplir sus obligaciones, lo que contribuye a crear una economía "con rostro humano".

Respecto a la corrupción, el especialista señaló que no solo se trata de acabar con la "mordida" (cohecho) en niveles menores, sino la corrupción pública y la privada, los grandes contubernios, el poder corruptor del crimen organizado, de los grupos de poder económico que compran la impunidad y el control político.

Recordó que las sociedades con mayores desigualdades sociales son las que generan más corrupción y más impunidad, y que el mejor remedio es promover la equidad, la democracia, la educación, la transparencia, la participación de toda la sociedad y de los medios masivos.

Recordó que los países que encabezan la tabla mundial de integridad, como los nórdicos, tienen altos grados de equidad, instituciones sólidas, un poder judicial ejemplar, pero, además, la cultura rechaza a los corruptos como "parias sociales".