El drama de las pateras con un toque optimista en 'Retorno a Hansala'

El drama de las pateras con un toque optimista en 'Retorno a Hansala'

El drama de las pateras con un toque optimista en 'Retorno a Hansala'

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) La realidad de los inmigrantes que se juegan la vida cruzando el Estrecho en patera en busca de una vida mejor es el punto de partida de 'Retorno a Hansala', la última película de Chus Gutiérrez. Pese a contar una "historia triste" basada en la realidad, la directora y guionista ha querido invitar al optimismo con esta 'road-movie' entre España y Marruecos, que habla sobre el entendimiento entre diferentes culturas y que se estrena en los cines este viernes. El germen de la historia de 'Retorno a Hansala' es una noticia en un periódico protagonizada por Martín (José Luis García Pérez), un empleado de un tanatorio de Los Barrios, que tras el naufragio de una patera trata de identificar a los muertos. Uno de ellos llevaba en el bolsillo el número de teléfono de su hermana, Leila (Farah Hamed). El hombre se presta a repatriar al joven con su furgoneta hasta Hansala, un lugar perdido en las montañas y poblado por bereberes. Durante seis semanas el equipo rodó en estos parajes de Marruecos. "Ha sido una película complica estratégicamente", aseguró hoy en Madrid Chus Gutiérrez, que ha rodado en español, bereber y árabe este filme, basado en la historia real de Martín. El verdadero Martín fue "un gran apoyo" para el guión de esta película. "Intentamos que fuera un rodaje humano y que el máximo número de personas trabajaran en la película", recordó Gutiérrez, que contrató a las personas de la aldea para dar vida a "esta historia triste, para que todo el mundo supiera su historia": 13 jóvenes de Hansala murieron, en el mismo hundimiento en las costas españolas de una patera, en busca de un sueño. Para la directora, la inmigración de África a Europa es "una responsabilidad" del Viejo Continente. "Nadie en el Planeta quiere irse de su casa jugándose la vida sin saber cuándo vas a volver", aseveró la también responsable de títulos como 'Sexo oral', 'Insomnio' o 'El calentito'. No obstante, subrayó que "si estos países tuvieran otros sistemas políticos, sus habitantes tendrían un mínimo de futuro". "Soluciones hay muchas", dijo. CON DOSIS DE VIDA Pese a la trágica realidad narrada en el filme, Gutiérrez señaló que la película "tiene grandes dosis de vida". "Hay muy poca tolerancia e ignorancia hacia otras culturas", dijo por su parte la actriz de origen marroquí. "Hay muchos clichés y lo peor de todo: el miedo al otro", consideró una mujer que cree que más "tolerancia y respeto" a otras culturas "ayudaría al entendimiento". José Luis García, por su parte, precisó que el rodaje en Hansala fue como una terapia. "Ver las cosas desde otro prisma te hace crecer como persona", consideró el actor, quien criticó que en España tendemos a despersonalizar a los muertos que llegan a España en patera. "En un sitio, unos sueñan con ir a la Universidad y, en otros, sueñan con meterse en una patera y ganar 700 euros para poder alimentar a toda su familia", precisó Hamed. 'Retorno a Hansala', Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Valladolid, también ha sido galardonada en el Festival de Nantes, entre otros certámenes. "Es una película que conecta con el público en todos los lugares, porque hay fronteras en todas partes", sentenció Gutiérrez.