El Foro Galego da Inmigración hace huelga simbólica para denunciar las "limitaciones" de la nueva ley de Extranjería

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS) El Foro Galego da Inmigración mantiene hoy una "huelga simbólica" para denunciar las "limitaciones" que incluye el texto del anteproyecto de Ley de Extranjería elaborado por el Gobierno central. Durante toda la jornada, las asociaciones que forman parte del Foro --en torno a 80-- ofrecen en centros de trabajo y estudios manifiestos y pegatinas que quienes quieran apoyar este paro simbólico pueden llevar en la ropa. Los adhesivos representan a un inmigrante que, al entrar en Europa, se convierte únicamente en sus manos, explicó una de las responsables de la campaña, Rocío Rodríguez, que indicó que, de este modo, se pretende llamar la atención sobre el "uso de inmigrantes como mano de obra". La convocatoria se articuló en todo el Estado y la iniciativa en Galicia es una adhesión, en la que se renuncia a llamar a hacer paros laborales porque "no se les puede pedir a los inmigrantes que hagan huelga" debido a su situación laboral y a la dificultad de hacer una llamada común, dado que trabajan en sectores dispares, dijo esta responsable. Además, recordó que los extranjeros legales en Galicia representan un 2 por ciento de la población. Asimismo, Rodríguez explicó, en declaraciones a Europa Press, que una plataforma como el Foro no dispone de las garantías que tiene un sindicato al convocar una huelga, de modo que optaron por esta alternativa. LEY DE EXTRANJERÍA Con este paro "simbólico" quieren subrayar las "limitaciones" del nuevo texto de la Ley de Extranjería, que está preparado para su debate en el Congreso. En este sentido, la plataforma considera que hay una "importante limitación" para el reagrupamiento familiar, pues sólo se permitiría a quienes lleven más de cinco años en España. También critican que se abra la posibilidad de repatriar a menores "basándose en la garantía de los servicios" de atención en los países de origen, algo "muy discutible" en países como, por ejemplo, Marruecos. Tampoco aprueban que se aumente el plazo de estancia en centros de internamiento de extranjeros de 40 a 60 días y censuran lo que consideran una "persecución sistemática" de los inmigrantes irregulares. El Foro Galego de Inmigración proseguirá con una campaña de recogida de firmas contra este anteproyecto de ley en las sedes de las asociaciones que se integran en el mismo y organizará jornadas en las principales ciudades con este mismo fin, para las que todavía no ha establecido fechas.