España e Italia constatan su "gran sintonía" en materia de inmigración

  • Madrid, 20 abr (EFE).- El ministro italiano de Políticas Comunitarias, Andrea Ronchi, ha destacado hoy la "gran sintonía" que mantiene su país con España para combatir la inmigración clandestina.

España e Italia constatan su "gran sintonía" en materia de inmigración

España e Italia constatan su "gran sintonía" en materia de inmigración

Madrid, 20 abr (EFE).- El ministro italiano de Políticas Comunitarias, Andrea Ronchi, ha destacado hoy la "gran sintonía" que mantiene su país con España para combatir la inmigración clandestina.

Así lo ha asegurado el ministro italiano tras entrevistarse en Madrid con el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, con el que ha repasado cuestiones de interés común, entre ellas el problema de la inmigración ilegal o los fondos estructurales.

En declaraciones a los periodistas al término de la reunión, Ronchi ha referido al enfrentamiento que han mantenido este fin de semana los Gobiernos de Italia y Malta para evitar acoger a los inmigrantes que viajaban en el mercante "Pinar", de bandera panameña.

Sobre este asunto, el ministro italiano ha dicho que la decisión de Italia de permitir el desembarco de inmigrantes evidencia dos cosas: que es un "país solidario" y que "no hay una política europea de inmigración".

En este sentido, ha contrastado hoy el "gran corazón" y la "solidaridad humana" que tiene Italia con el "fracaso" de las políticas europeas en materia de inmigración.

El barco, propiedad de un armador turco, se dirigía a Túnez cuando el pasado jueves socorrió a los inmigrantes que viajaban en dos barcazas hacia las costas de Europa y que estaban al sur de la isla italiana de Lampedusa.

Desde entonces los Gobiernos de Malta e Italia habían mantenido una fuerte disputa para ver qué país tenía la responsabilidad de acoger a los inmigrantes, hasta que los ministros de Interior y Asuntos Exteriores italianos, Roberto Maroni y Franco Frattini, acordaron la pasada noche que desembarcaran en Italia.

Ronchi ha insistido en que la inmigración ilegal no es un problema de un Estado, sino de la colectividad europea, por lo que ha lamentado que Europa no sea capaz de hablar "con una sola voz".