Imbroda anuncia a las familias de dos jóvenes asesinados en Marruecos que pedirá la colaboración del Gobierno

MELILLA, 23 (EUROPA PRESS) El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), se comprometió hoy con las familias de dos melillenses hallados muertos con los rostros carbonizados en Marruecos en julio de 2008 a demandar al Gobierno de la Nación colaboración con el reino alauí para resolver el doble crimen por el que hasta el momento no hay ningún detenido. El compromiso de Imbroda fue adquirido en el transcurso de una reunión en el Palacio de la Asamblea entre el presidente y los familiares de Rachid y Salam, dos jóvenes de 22 y 21 años respectivamente, que han organizado dos concentraciones en las que han contado con el apoyo de cientos de personas, una primera en Nador (Marruecos) el pasado 5 de marzo y una segunda en Melilla el sábado 21 de marzo. Los padres de los dos jóvenes, Said Mohamed y Abdeselam Mohan, manifestaron a los periodistas a la finalización del encuentro con la primera autoridad melillense que "llegaremos hasta donde haga falta para que se haga justicia". El caso, al haberse producido en suelo marroquí, ha sido investigado por las fuerzas policiales marroquíes, pero los familiares quieren que intervenga también la Interpol al tratarse de dos ciudadanos de nacionalidad española y al sospechar que en la propia Melilla pudiera haber personas relacionadas con este crimen. Por ello solicitan que tanto el Ministerio del Interior como el de Exteriores "se impliquen en la investigación de los dos asesinatos" y por ello anuncian que pondrán el caso en conocimiento del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica Herzog, después de haberse reunido el 5 de marzo con el Cónsul General de España en Nador, Fernando Sánchez Rau; el día 21 con el delegado del Gobierno, Gregorio Escobar y hoy con el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, para solicitar la colaboración de todos ellos.