Italia devuelve a Libia 227 inmigrantes que intentaban llegar a Europa por vía marítima

Italia devuelve a Libia 227 inmigrantes que intentaban llegar a Europa por vía marítima

Italia devuelve a Libia 227 inmigrantes que intentaban llegar a Europa por vía marítima

ROMA, 7 (EUROPA PRESS/Gloria Moreno)

Los 227 inmigrantes, 40 de ellos mujeres, que habían sido rescatados ayer en aguas internacionales por las autoridades italianas fueron devueltos esta noche directamente a Libia, de cuyas costas habían partido algunos días antes.

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, calificó el hecho de "histórico" y "un cambio sustancial en la lucha contra la inmigración clandestina", según declaró a la televisión italiana 'Canale 5'.

Los inmigrantes, que se hallaban, a bordo de tres embarcaciones distintas, en aguas internacionales de competencia maltesa, lanzaron una petición de ayuda, lo que provocó un nuevo incidente diplomático entre Malta e Italia sobre a quién correspondían las competencias del rescate.

Finalmente, tres patrulleras italianas acudieron a la zona y socorrieron a los inmigrantes. Sin embargo, en lugar de conducirlos a las costas italianas, tal y como solían hacer hasta ahora, les llevaron de vuelta a Libia, gracias al acuerdo alcanzado con este país.

Hace algunos meses, Italia y Libia llegaron a un pacto según el cual el primero compensaría los estragos cometidos en la época del neocolonialismo a cambio de que el segundo prestara más colaboración en la lucha contra la inmigración clandestina.

ONG: REPATRIACIÓN "ILEGAL"

Sin embargo, las organizaciones humanitarias denunciaron que la repatriación forzada de estas personas es "ilegal" y contraria a los "principios humanitarios", según declaró el director de operaciones de Médicos sin Fronteras de Italia, Loris De Filippi.

"Repatriar a los inmigrantes sin ni siquiera haberles identificado ni haberles permitido el acceso a los procedimientos sobre el derecho de asilo constituye un comportamiento ilegal, que está fuera de cualquier legislación nacional e internacional", aseguró.

Además, "el alejamiento de estas personas de Italia directamente por mar, sin haberles dado un mínimo de asistencia médica en tierra es contrario a los principios humanitarios" sobre todo "si se tiene en cuenta que han efectuado un viaje largo y peligroso, en condiciones extremas", destacó.

De hecho, la decisión de devolverles a Libia todavía es "más grave", ya que se trata de un país que "no adhiere a la Convención de Ginebra sobre los refugiados de 1951", algo que "podría traducirse en una seria amenaza contra la vida de estas personas".

Según De Filippi, las condiciones de muchos de los inmigrantes que llegan a las costas italianas por vía marítima son "vulnerables", ya sea porque se trata de mujeres o niños, como porque proceden de países en guerra.

Por último, el portavoz humanitario recordó que "en mayo de 2005, la Corte europea de los Derechos Humanos ya condenó los procedimientos de repatriación forzada dispuestas por el Gobierno italiano" por aquel entonces.