La Policía desaloja por orden judicial al grupo de inmigrantes de la antigua fábrica de Marxalenes (Valencia)

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional de Valencia desalojan, desde primera hora de hoy, a un grupo de unos 50 inmigrantes que ocupa la antigua fábrica de Bombas Genes, de Marxalenes (Valencia), desde hace algunos meses, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

El desalojo comenzó a primera hora por orden judicial, y los agentes se están encargando de identificar a las personas que residen allí --tanto a inmigrantes como a plataformas colaboradoras-- y de obligarles a abandonar el lugar. Por el momento, no ha habido ningún incidente y no se ha detenido a nadie, indicaron las mismas fuentes.

El pasado sábado, 25 de abril, decenas de personas se concentraron en esta fábrica para impedir el desalojo y para pedir medios dignos de acogida. En general, los manifestantes reclamaban igualdad de derechos y protección social para todas las ciudadanas y ciudadanos, independientemente de su nacionalidad o lugar de origen.

Durante el acto de protesta se leyó un manifiesto en varias lenguas por parte de representantes del colectivo de afectados y de las redes de apoyo, denunciando la "injusta" situación generada por la destrucción de empleo y la falta de medidas de protección e integración social. También exigieron "igualdad de derechos para las personas migrantes y una solución de urgencia para quienes viven en la fábrica de Marxalenes: la paralización de la orden de desalojo y la disposición de plazas de acogida en condiciones".

Las organizaciones también mostraron su preocupación ante posibles represalias a las personas que se encuentran en situación irregular y afirmaron que no iban a tolerar abusos de la policía en este sentido.

El Foro Alternativo de la Inmigración, la Mesa d'Entitats de Solidaritat amb els Immigrants y la Red Estatal por los Derechos de las y los Inmigrantes anunciaron que continuarán las movilizaciones reclamando justicia social, una legislación que garantice verdaderas condiciones de ciudadanía para las personas inmigrantes en España, y medidas de integración que garanticen igualdad de oportunidades.