Sucesos.-Descubren a un subsahariano oculto en el doble fondo de un coche en la frontera que separa Melilla de Marruecos

MELILLA, 15 (EUROPA PRESS) La Guardia Civil descubrió hoy en la frontera entre Melilla y Marruecos a un subsahariano oculto en el doble fondo construido bajo el asiento de un vehículo conducido por un marroquí, que fue detenido por tráfico de personas. Según informó a Europa Press un portavoz de la 2006 Comandancia, el inmigrante fue puesto a disposición de la justicia como testigo e ingresado en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, mientras se ejecutan los tramites para su repatriación. Los hechos se produjeron a las 08,00 horas en la Aduana de Beni-Enzar, cuando los agentes identificaron un vehículo marca Renault, modelo Transit, de color blanco y matrícula marroquí, que en esos momentos pretendía acceder a nuestra Ciudad procedente de Marruecos. Asimismo, el vehículo iba ocupado tan solo por su conductor, al que se le invitó a que se apease al objeto de realizar una primera inspección superficial de su interior, cuando los agentes actuantes apreciaron cierta irregularidad en el suelo donde se ubicaba el asiento del ocupante delantero, lo que motivó un examen en profundidad que dio como resultado la localización de un doble fondo practicado en ese lugar. Para poder llegar al mismo, la Benemérita tuvo que retirar primero el asiento del ocupante y, a continuación, proceder a destornillar parte de una chapa metálica de considerable grosor y tirar de la misma una vez se contó con la suficiente apertura, al apreciar que en su interior se encontraba una persona completamente aprisionada y sin aparente apertura para que cogiese aire. Según detalló el portavoz policial, en su interior se localizó a un inmigrante de origen subsahariano que fue auxiliado a salir y que "no se mantenía en pie, cojeaba ostensiblemente de una de sus piernas y se aquejaba de fuertes dolores en la misma, además de presentar síntomas de desorientación, lo que motivó la práctica de primeros auxilios y su traslado urgente al Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal, donde fue atendido y estabilizado con diagnóstico de dolor y movimientos funcionales de la cadera limitados por la postura, aunque finalmente fue dado de alta". El habitáculo construido, añadió, contaba por uno de sus lados con una pequeña apertura de forma cuadrada y de unos pocos centímetros, que era por donde cogía aire, si bien, la proximidad del depósito auxiliar de combustible y la posible emanación de gases contribuía al peligro cierto de su integridad física. En este sentido, subrayó que "se dio la circunstancia de que bajo el asiento donde se construyó el doble fondo se localizaron herramientas específicas para poder destornillar tanto el asiento delantero como la chapa metálica construida, lo que contribuyó a la pronta extracción de esta persona". El inmigrante localizado, un joven de unos 27 años de edad que dijo proceder de Nigeria, indocumentado, fue puesto a disposición judicial en calidad de testigo y posteriormente entregado al Cuerpo Nacional de Policía a efectos de aplicación de la Legislación vigente en materia de Extranjería. El conductor y propietario del vehículo, que atiende a las iniciales S.B.B., de 27 años de edad, natural y vecino de Marruecos, será puesto a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros.