Jiménez resalta el papel de los trabajadores sociales en la atención a los más vulnerables en un momento de crisis

ZARAGOZA, 6 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, resaltó hoy el papel de los trabajadores sociales en un momento de crisis económica porque son ellos los "actores" de las políticas sociales y quienes han de atender "con mayor intensidad" porque son los sectores más vulnerables de la sociedad.

Jiménez se pronunció así en declaraciones a los medios de comunicación antes de inaugurar el XI Congreso Estatal de Trabajo Social en el Auditorio de Zaragoza, en el que participan desde hoy y hasta el viernes 1.300 profesionales de España y Sudamérica y en el que se va debatir la identidad del trabajador social en tiempos de crisis.

La ministra subrayó el papel "absolutamente fundamental e imprescindible" de los trabajadores sociales para la "consolidación" del Estado del Bienestar y mostró su interés por conocer sus reivindicaciones, en un momento en el que, además, ha habido una integración ministerial de los ámbitos social y sanitario.

"Quiero trabajar con ellos, estimular su participación y atender las reivindicaciones y planteamientos" que van a tratarse en el congreso, "porque son ellos los que, a través de su experiencia en el contacto directo con la ciudadanía, nos van a dar una señal más clara y enriquecedora de cómo tenemos que encauzar nuestras políticas".

La ministra recibió hoy, de manos de la presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales, Ana Isabel Lima, la medalla de oro del Consejo. Antes de asistir a este encuentro científico, Jiménez se reunió con el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, en el área de Presidencia del Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.

Trinidad Jiménez asistió a la inauguración junto con el secretario general de Política Social, Francisco Moza; el delegado del Gobierno, Javier Fernández; y las consejeras de Sanidad y de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, Luisa Noeno y Ana Fernández, respectivamente.

También, estuvieron presentes la presidenta del Consejo General de Diplomados en Trabajo Social, Ana Isabel Lima; la presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de Aragón, Rosa María Sánchez; el presidente de la Confederación de Decanos y Directores de Trabajo Social, Miguel Miranda; y el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) del Partido Socialista, Pedro Zerolo.

EL CONGRESO

El congreso incluye una sesión monográfica sobre la crisis y una actividad lúdico-participativa en la que todos los asistentes podrán realizar su aportación para tratar de buscar soluciones a la misma.

Los organizadores del congreso planteará durante este encuentro la necesidad de que el trabajo social se adapte a los nuevos retos que la sociedad plantea, principalmente en momentos de crisis, "en los que su labor se hace todavía más necesaria", opinaron.

Al respecto, indicaron que en momentos como los actuales "las relaciones personales están deterioradas, hay más individualismo, menos apoyo familiar y menos redes sociales que antes" lo que hace "más importante, si cabe, la figura del trabajador social", para el que, además pedirán un reconocimiento de su papel ámbitos como el sanitario, judicial, educativo y la vivienda.

En el congreso participan trabajadores sociales que desempeñan su labor profesional en universidades, en la administración pública, en empresas privadas, en organizaciones no gubernamentales y en distintas áreas de intervención, como servicios sociales comunitarios y especializados, justicia, vivienda, educación y salud.

Durante el encuentro, van a celebrarse ponencias marco, paneles de expertos, grupos de trabajo, mesas redondas, comunicaciones y actividades paralelas. En total, habrá 60 intervinientes.

El congreso está organizado por el Colegio de Profesionales de Trabajo Social de Aragón, que en la actualidad cuenta con 2.000 colegiados, y por el Consejo General de Trabajo Social, entidad de carácter nacional, representante de los intereses generales de la profesión y a la que pertenecen 28.000 trabajadores sociales.