El Supremo de California ilegaliza el matrimonio homosexual pero valida las 18.000 uniones ya contraídas

NUEVA YORK, 26 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

La Corte Suprema de Justicia de California emitió hoy un polémico fallo por el que ratifica la enmienda constitucional aprobada en noviembre pasado en un referéndum popular que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, pero a su vez mantiene la validez de los 18.000 matrimonios homosexuales celebrados en ese estado entre mayo y noviembre del año pasado.

Por seis votos a favor y uno en contra, los magistrados del alto tribunal subrayaron que los ciudadanos de California tienen el derecho de modificar la Constitución estatal a través de un referéndum como el del 4 de noviembre, argumento utilizado ahora por los partidarios del matrimonio homosexual para anunciar su intención de celebrar una nueva consultar popular antes de que concluya el año.

Los siete jueces habían legalizado en mayo los matrimonios homosexuales, pero seis meses después el 52% de californianos votaron a favor de la llamada 'Propuesta 8', que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, en un referéndum que tuvo lugar el mismo día de las elecciones presidenciales.

SCHWARZENEGGER: "ALGUN DIA ACABARA RECONOCIENDOSE"

"Algún día el pueblo o los tribunales reconocerán el matrimonio homosexual, y como gobernador de California mantendré la decisión de la Corte Suprema sobre los 18.000 matrimonios celebrados antes de la aprobación de la Propuesta 8", afirmó el gobernador Arnold Schwarzenegger, quien consideró que el alto tribunal tomó la decisión "acertada" al mantener "intacta" la validez de las uniones ya contraídas.

El otrora actor de Hollywood no quiso dejar pasar la ocasión de instar a quienes vayan a protestar por el fallo del Supremo a hacerlo de forma "pacífica" y "legal", después de que numerosas organizaciones que luchan por la igualdad anunciaran su decisión de convocar manifestaciones en diferentes puntos del país para expresar un malestar por la decisión.

California, un estado considerado pionero en la lucha por las libertades y derechos de las minorías sexuales en Estados Unidos, ha vuelto a ser el escenario de la confrontación entre los partidarios y detractores de los matrimonios entre personas del mismo sexo, donde se han visto a miles de personas concentradas a las puertas del alto tribunal.

PARTIDARIOS Y DETRACTORES

El fallo del Supremo ha despertado nuevamente la ira de los activistas homosexuales. "No sólo se trata de saber si nuestro matrimonio seguirá teniendo validez", afirma Jeannie Rizzo, de 62 años, quien se casó con su novia Polly Cooper. "Todavía me quedan otros veinte años de vida en este planeta y seguiré luchando todos los días por la igualdad", añade.

El inicio de los enfrentamientos entre partidarios y detractores se remonta a febrero de 2004, cuando el entonces alcalde de la ciudad de San Francisco, Gavin Newsom, autorizó la emisión de licencias de matrimonio entre personas del mismo sexo, un polémico asunto que traspasó las fronteras de la ciudad y que hoy ha tenido un nuevo capítulo, aunque seguramente no será el último.

Mientras, grupos partidarios de que se ratificara la 'Propuesta 8' no podían ocultar este martes su alegría por el fallo de la Corte Suprema. "Lo único que lamentamos es que la corte haya mantenido la legalidad de los que se casaron entre mayo y noviembre. No sabemos en qué quedará su situación", asegura Bruce Hausknecht, de la organización 'Family in Action'.