Iglesia salvadoreña presenta 300.000 firmas contra matrimonios homosexuales

  • San Salvador, 20 abr (EFE).- La Iglesia Católica de El Salvador presentó hoy al Congreso unas 300.000 firmas de ciudadanos que piden que se ratifique una enmienda constitucional que cierra toda posibilidad a los matrimonios entre homosexuales.

Iglesia salvadoreña presenta 300.000 firmas contra matrimonios homosexuales

Iglesia salvadoreña presenta 300.000 firmas contra matrimonios homosexuales

San Salvador, 20 abr (EFE).- La Iglesia Católica de El Salvador presentó hoy al Congreso unas 300.000 firmas de ciudadanos que piden que se ratifique una enmienda constitucional que cierra toda posibilidad a los matrimonios entre homosexuales.

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, se trasladó junto a su auxiliar, Gregorio Rosa Chávez, y otros sacerdotes al Congreso para presentar los rúbricas recolectadas en iglesias de todo el país desde hace unos meses.

En el anterior período legislativo, y a petición del Partido Demócrata Cristiano (PDC), se aprobó en 2006 una reforma a la Carta Magna para dejar establecido que en El Salvador sólo se reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer, disposición que al entrar en vigor cierra la posibilidad de que en el futuro se autoricen las bodas entre homosexuales.

Para que entren en vigor los cambios a la Constitución deben ser aprobados en una legislatura por una mayoría simple, que en El Salvador es la mitad más uno de los votos de los 84 diputados, y ratificados por una mayoría calificada, de 56 votos, durante la siguiente gestión legislativa.

De lo contrario, los cambios quedan sin efecto hasta que la discusión se vuelva a retomar en el Parlamento.

La actual legislatura, que debe ratificar la reforma, concluye su período de tres años el próximo 1 de mayo, cuando asuman los diputados elegidos en los comicios de enero pasado.

Escobar Alas dijo a la prensa que las firmas ciudadanas fueron entregadas a una comisión especial para que "tenga en cuenta todo este sentir nacional para el bien de la familia" y del matrimonio.

Aclaró que la reforma es apoyada de manera "positiva" por la Iglesia Católica, e indicó que no pretende "hacer ninguna discriminación, ni mucho menos", sino que busca fortalecer el matrimonio y la familia.

A las afueras del Palacio Legislativo también llegaron miembros de organizaciones de homosexuales, quienes esperaron a los prelados católicos para encararlos por su apoyo a la reforma.

La televisión local mostró imágenes de una integrante de una organización de lesbianas, cuya identidad no se conoció, mientras le decía al religioso: "Queremos escuchar de su boca qué es la propuesta que trae con relación a esto de los matrimonios gays".

El arzobispo respondió que su posición "es totalmente positiva" para "fortalecer el matrimonio y la familia", sin ser "excluyente".

Escobar Alas citó el catecismo católico para dejar claro que la Iglesia no margina a aquellas personas que "tienen otra dirección sexual".