Junta Andaluza cree que la violencia doméstica entre homosexuales se debe, como en otras parejas, a la "subordinación"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La consejera andaluza de Igualdad y Bienestar Social en funciones, Micaela Navarro, aseguró hoy que los casos de violencia doméstica que se dan en parejas formadas por miembros del mismo sexo, como el ocurrido ayer en Adra (Almería), son, al igual que los que se producen en parejas heterosexuales, fruto de la "subordinación" de una persona respecto a otra.

En declaraciones a los periodistas durante su participación en Madrid en el Consejo Territorial de Dependencia, la responsable de Igualdad señaló que, independientemente de que la víctima y su verdugo sean del mismo género, los casos como el de Adra derivan de una "convivencia" y de que una persona "trata de controlar a toda costa" a la otra.

"No se respeta la independencia y la autonomía", según aseveró la consejera andaluza, que lamentó que estos sucesos vengan derivados de relaciones que "no siempre se producen en igualdad".

Navarro recordó, además, que el suceso de Adra no es el primero caso de violencia doméstica en parejas homosexuales sino que "ha habido otros casos de agresión entre parejas del mismo sexo".