La CEP propone que la presidencia de la Junta y la Asamblea sean vigilados por agentes privados o en segundad actividad

El objetivo de esta medida es "paliar la falta de efectivos" de la plantilla policial de Mérida MÉRIDA, 7 (EUROPA PRESS)

La Confederación Española de Policía de Extremadura (CEP) propuso que los edificios de la sede de Presidencia de la Junta, el domicilio del presidente del Ejecutivo regional y la Asamblea de Extremadura sean vigilados por servicios de Seguridad Privadad o por funcionarios de Policía Nacional y Guardia Civil en situación de segunda actividad.

El sindicato ha realizado esta petición a la Jefatura Superior de Policía con el objetivo de "paliar la falta de efectivos de la plantilla policial emeritense", señala el CEP en nota de prensa.

Según explica la CEP, esta situación "afecta actualmente a la seguridad de los edificios policiales emeritenses y a la seguridad ciudadana", ya que son en total 30 agentes de policía los destinados a las labores de vigilancia institucional. Éstos, sin contar a los funcionarios, adscritos a la comisaría emeritense, que desarrollan su labor en servicio del 112.

Ante esta situación, la Confederación Española de Policía asegura que "no puede consentir" que los dos edificios policiales de Mérida, como son la comisaría y el antiguo cuartel de la Policía Nacional, "se encuentren sin personal suficiente para garantizar la seguridad de estas sedes".

Lo peor, a juicio del sindicato, es la vigilancia de los calabozos "en los que debería haber un mínimo de dos funcionarios por cada detenido y actualmente tan sólo hay un agente en estas labores, independientemente del número de presos que haya", y todo "porque uno de los dos ha tenido que ir a cubrir el servicio de los edificios públicos que se estima con mas prioridad por los mandos".

NECESIDAD PRIORITARIA

La CEP considera "muy grave" también que en muchas ocasiones se destinan policías de los vehículos radio-patrulla y policía judicial a esos servicios de vigilancia institucional y calabozos "con lo que la seguridad de los ciudadanos emeritenses se resiente".

Ante esta situación, la CEP considera una "necesidad prioritaria" que la vigilancia de los edificios antes citados "la asuma un servicio de seguridad privada tal y como se está haciendo en el resto de consejerías de la Junta", dijo. "Si esto no fuera posible, que se adopte la medida puesta en marcha en los edificios judiciales extremeños en los que son guardias civiles y policías nacionales en situación de segunda actividad los encargados de su custodia", explica el sindicato.

Por otra parte, la CEP consideró hoy "excesivo" el número de policías destinados a los servicios de escolta del expresidente de la Junta, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, "ya que en su situación actual es innecesario el número de funcionarios asignados a su servicio", considera el sindicato, quien señala que "parte de esa escolta desarrolla labores para su entorno familiar y no para él que es quién debe ser escoltado".