El 18 por ciento de los alumnos andaluces de ESO dice haber sido víctima de conductas agresivas, según un estudio

El mismo porcentaje asegura haber mantenido relaciones sexuales con penetración y el 5 por ciento dice no tener ganas de vivir SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS) El 18 por ciento de los alumnos andaluces que cursan Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en los centros distribuidos por las ocho provincias de la región asegura haber sido víctima de conductas agresivas en alguna ocasión, según un estudio llevado a cabo por el Grupo Universitario de Investigación Social (GUIS) perteneciente al Centro Universitario de Estudios Sociales de Jerez de la Frontera (Cádiz). Los resultados de esta investigación, titulada 'Estudios sobre comportamiento de riesgo (violencia, consumo de alcohol y drogas y conductas sexuales) en los estudiantes de la ESO de Andalucía', fueron presentados hoy en rueda de prensa en la capital hispalense por el director del grupo, José Rodríguez Carrión, quien explicó que los resultados obtenidos sobre la base de 2.225 encuestas válidas tienen un margen de error de un más/menos 2,2 por ciento. En este sentido, y en el apartado de 'Violencia en la escuela', destaca además que aproximadamente una de cada tres víctimas reconoce su participación en este tipo de conductas agresivas --el 35,3 por ciento--, mientras que el 50 por ciento de los alumnos encuestados dice haber sido testigos y el 14,5 por ciento se declara agresor. Al hilo de ello, el director del grupo de investigación puso de manifiesto que uno de cada cinco testigos manifiesta ser participante en este tipo de conductas, mientras que en torno al 50 por ciento de los alumnos que dicen haber presenciado hechos de este tipo optaron por permanecer "mudos". Asimismo, el 70 por ciento atribuye las agresiones a que los agredidos "no saben defenderse o bien son mujeres". Por otro lado, y en referencia a las conductas sexuales mantenidas por los estudiantes encuestados, el 18 por ciento asegura haber mantenido relaciones sexuales con penetración, con una edad media para la primera vez de 14,2 años, destacando en este sentido la capital hispalense, donde el porcentaje se eleva al 24,3 por ciento. De ellos, aproximadamente la mitad de las alumnas y seis de cada diez alumnos las ha mantenido con 14 años o menos. En esta línea, Rodríguez Carrión instó a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía a reestructurar el calendario de la vacuna contra el virus del papiloma humano, ya que si se suministra a los 13 años se quedaría fuera el 14,4 por ciento, y si es a los 12 años quedaría fuera el 3,2 por ciento. Dentro del total de alumnos que han practicado sexo con penetración, destaca que el 53 por ciento lo hizo con 14 años o menos --el 17 por ciento no usó métodos anticonceptivos en la primera vez--, y el 47 por ciento restante llevó a cabo el coito con 15 años o más. ALCOHOL Y DROGAS Por otro lado, el 59 por ciento de los encuestados dice haber consumido alcohol alguna vez, y la proporción de las adolescentes es mayor, lo que se verifica en tres de los cuatro niveles de la ESO. La bebida más consumida son los 'combinados', con una media de edad de inicio de 13,8 años, si bien se introducen en el consumo con el vino, a los 13,03. El botellón callejero es la forma más extendida de consumo de alcohol entre los jóvenes --48 por ciento--, mientras que más de un tercio de los adolescentes consume en pubs y discotecas --34 por ciento-- y un cinco por ciento en bares, "un dato llamativo si se tiene en cuenta que dichos consumidores tienen una media de edad de 15 años, lo que hace concluir que un porcentaje importante de menores de 18 años está consumiendo alcohol en lugares en los que el acceso y a su vez el suministro de alcohol está prohibido para ellos. Además, casi siete de cada 100 estudiantes reconocen consumir drogas siempre o algunas veces, manifestando un menor consumo las adolescentes --el cannabis es el estupefaciente de consumo más extendido, con una media de edad de inicio de 14,09 años--. De igual modo, casi uno de cada cinco alumnos y alumnas dice consumir tabaco, con un mayor porcentaje de fumadoras, siendo la edad de inicio de 13,2 años y la media de cigarrillos/día de 4,97. OCIO Los estudiantes emplean gran parte de su tiempo libre en el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, como lo demuestra el que a diario más de nueve de cada diez vea la televisión, así como siete de cada diez navegue por Internet, dedicando los fines de semana más de cuatro horas a cada una de dichas actividades y la mitad durante los días lectivos. El uso de videoconsolas es menor, si bien más de la mitad del alumnado juega con ellas en días lectivos casi dos horas y cerca de un tercio hace lo propio tres horas durante el fin de semana. Casi la mitad del alumnado, más las adolescentes, reconoce acudir al centro educativo con teléfono móvil a pesar de que la mayoría de los institutos de enseñanza secundaria de la región prohíben el uso de sus instalaciones. Una vez expuestos todos los datos, el director del grupo de investigación asevero haber sentido un "shock" cuando entró en los institutos para realizar el estudio --el cinco por ciento de los alumnos dice no tener ganas de vivir--, y defendió que la educación "no se puede delegar en los profesores, sino que tiene que partir de los padres". "La situación es muy preocupante, sobre todo por la pérdida de valores", subrayó el investigador, quien señaló, además, que "el problema no es sólo el elevado índice de violencia, sino el concepto que tienen de la violencia, ya que pegar no entra dentro de este ámbito para más de la mitad de los encuestados".