El 'Fritzl colombiano' se declara inocente y las autoridades le trasladan a prisión

BOGOTÁ, 29 (EUROPA PRESS) Arcedio Álvarez Quintero, arrestado el pasado viernes en la región de Mariquita, departamento de Tolima, en el centro de Colombia, por abusar supuestamente durante 30 años de su hija mayor mientras la mantenía encerrada, se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan y ha alegado que las relaciones entre ambos se mantuvieron de mutuo acuerdo, según ha informado su abogado. Álvarez, conocido como el 'Monstruo de Mariquita' o el 'Fritzl colombiano', ha negado además cometer incesto alegando que no es el padre biológico de la menor, aseguró su abogado, Ricardo Correa, en una entrevista concedida a Caracol Radio. Además, Correa defendió que habrá que esperar a las pruebas científicas para comprobar si su defendido es o no el padre biológico de su hija Alba, quien denunció los hechos después de escapar de su captor con sus hijos tras percatarse de que su padre también estaba perpetrando abusos contra sus hijos-nietos, de entre 1 y 19 años de edad. "Tomé esa decisión aferrada a la voluntad de Dios, gracias al apoyo de un pastor evangélico que oró muchas veces por mí. Eso me dio el valor de tomar a mis seis hijos y arrancar para Mariquita", declaró la víctima de los abusos en referencia a la localidad más cercana al lugar del campo colombiano en el que vivían. Antes de su declaración, la Fiscalía había asegurado que Arcedio Álvarez asumió la custodia de su hija tras quedar viudo cuando ella tenía apenas cinco años y desde entonces comenzó a abusar de la menor. Tanto la mujer como sus ocho hijos se encuentran ya bajo custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. La investigación del caso fue realizada por miembros del equipo de la concejal Gilma Jiménez, portavoz del Comité Promotor de Prisión Perpetua a delitos atroces contra niños, quienes desde hace cuatro meses le venían siguiendo el paso a este caso. Jiménez aseguró que se ha solicitado cadena perpetua contra el acusado. "La diferencia entre este episodio y el del 'monstruo de Amstetten' en Austria es que ese país se paralizó y le hizo conocer al mundo lo que encontró, aquí sucede todos los días sin que nadie haga algo por impedirlo", denunció.