El jefe de la Guardia Civil de Las Palmas garantiza que "nunca" se dejará de buscar al niño Yeremi desaparecido en 2007

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 (EUROPA PRESS)

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, Francisco Espinosa Navas, aseguró hoy que el cuerpo "nunca" dejará de buscar al pequeño Yeremi Vargas, que desapareció el 10 de marzo de 2007 en Vecindario, en el municipio grancanario de Santa Lucía de Tirajana, mientras jugaba con sus primos.

"Estamos siempre al lado de la familia" del niño, aseguró Espinosa en su primer encuentro con los medios de comunicación tras tomar posesión de su cargo el pasado 30 de enero.

"Nosotros nunca hemos dejado de buscar a Yeremi", afirmó, al tiempo que precisó que las investigaciones sobre su desaparición no la lleva la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, sino la Unidad Central Operativa de la Benemérita, que "están permanentemente buscando pistas.

Añadió que "unas pistas son más difíciles de seguir que otras, pero nunca hemos dejado de buscar a Yeremi". Igualmente, indicó que el Cuerpo Nacional de Policía está realizando acciones en relación a la búsqueda de la adolescente Sara Morales, que desapareció el 30 de julio de 2006 tras salir de su casa en Las Palmas de Gran Canaria para una cita a la que no llegó.

"ESTAMOS SIEMPRE AL LADO DE LA FAMILIA"

Argumentó que la Policía Nacional está buscando a la joven "porque tienen indicios". "Nosotros no tenemos ningún indicio pero no dejamos de buscar", manifestó Espinosa, que, no obstante, aseguró desconocer las líneas de investigación que se siguen en la búsqueda de Yeremi.

"No perdemos el contacto con la familia y estamos siempre cerca de ellos por si tienen alguna noticia y para que sepan que estamos siempre a su lado", aseveró.

Por otro lado, hizo referencia también a la utilización de todo tipo de material como máquinas excavadoras en las investigaciones de la Guardia Civil. Por ejemplo en el hallazgo del cadáver de un hombre enterrado en Montaña los Vélez en el municipio grancanario de Agüimes, cuyo homicidio fue cometido presuntamente en el año 1995.

CERCA DE 2.000 AGENTES

Respecto a la situación de la plantilla, Espinosa aseguró que está formada por cerca de 2.000 agentes repartidos en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, al tiempo que subrayó que la dotación de efectivos ha crecido desde 2002 en 500 guardias civiles.

En su encuentro con los medios de comunicación, Espinosa, de 53 años de edad y nacido en Guillena (Sevilla), planteó a los profesionales que se acerquen a la Guardia Civil a través de la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) para "trabajar juntos para que las referencias a la Comandancia no sean sólo parte de un suceso en las páginas del diario".

"Mi intención es mantener un trato fluido y directo con los medios y ofrecer información positiva de facetas de la Guardia Civil desconocidas por la mayoría de los ciudadanos cuyo conocimiento redundaría en beneficio de la seguridad colectiva obteniendo una mayor confianza en nosotros y en el trabajo que desarrollamos", aseveró el coronel jefe.

Espinosa es pionero en la creación de OPC cuando empezaron a crearse en la Guardia Civil. Entre sus destinos obtenidos figura la Comandancia Móvil de Logroño, ejerció como subsector de tráfico de Sevilla, profesor de la Escuela de Oficiales de la Guardia Civil, trabajo en el servicio de Información, así como en el Estado Mayor de la Dirección General de la Guardia Civil, en la Comandancia de España en París y, por último, en la Comandancia de Las Palmas.

Ha participado en tres misiones en la Europa del Este, en el marco de operaciones de la Unión Europea y OTAN entre 1993 y 1997; miembro de la Comisión de Interpol sobre delitos medioambientales (1994/1998), miembro de la Comisión de Policía Militar de la OTAN (1994/1998), profesor universitario asociado en la Universidad de Sevilla (1995/1997), abogado del Estado Sustituto en Sevilla y Cádiz (1997/1999), y posee diversas condecoraciones civiles y militares nacionales y extranjeras.

Durante su comparecencia, el coronel jefe estuvo acompañado por los responsables de la OPC de la Guardia Civil en Las Palmas, Antonio Ortiz y Cristina Ramírez, que serán los encargados de facilitar la labor de los medios de comunicación de la provincia.