Interrogado un policía por homicidio involuntario durante el G20

Interrogado un policía por homicidio involuntario durante el G20

Interrogado un policía por homicidio involuntario durante el G20

LONDRES (Reuters) - Un oficial de policía ha sido interrogado como sospechoso de haber cometido homicidio involuntario contra un hombre durante las protestas en la cumbre del G-20 en Londres a principios de mes.

El organismo de vigilancia policial dijo que la decisión contra el oficial, del que no se cita el nombre, se había tomado después de que una segunda autopsia hallara que el vendedor de periódicos Ian Tomlinson no había muerto de un ataque al corazón, como se pensaba inicialmente.

Tomlinson, de 47 años, falleció cuando volvía a casa al quedar atrapado durante las protestas registradas cerca del Banco de Inglaterra, cerca del corazón del distrito financiero londinense el 1 de abril, el día antes de que los líderes mundiales se reunieran para abordar la crisis económica.

Las imágenes de vídeo tomadas por un gestor de fondos de Nueva York mostraron el momento en que Tomlinson, que no había tomado parte en las manifestaciones, era tirado al suelo por un oficial antidisturbios. Poco después se desplomó en una calle cercana.

El agente implicado ya había sido suspendido por la policía metropolitana y el asunto está siendo investigado por la Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC, por sus siglas en inglés).

"Tras los resultados iniciales de la segunda autopsia, un miembro de la Policía Metropolitana ha sido interrogado por presunto homicidio involuntario dentro de una investigación abierta sobre la muerte de Ian Tomlinson", dijo la IPCC en un comunicado.

El primer examen post mortem había señalado que Tomlinson había muerto por causas naturales, pero los abogados de la familia de Tomlinson dijeron el viernes que un segundo informe patológico había indicado que la causa fue una hemorragia abdominal.

"Primero nos dijeron que no había habido contacto con la policía, luego que murió de un ataque al corazón", dijo Paul King, representante de la familia.

"A medida que pasa el tiempo, esperamos que se conozca toda la verdad sobre cómo murió Ian", añadió.

La Policía Metropolitana dijo que no podía hacer comentarios mientras la investigación estaba abierta, pero se mostró dispuesta a cooperar plenamente.

El organismo de vigilancia policial ha recibido 145 quejas sobre el control policial de las protestas, que se volvieron cada vez más violentas a medida que transcurrió el día, con enfrentamientos entre manifestantes anticapitalistas, ecologistas y agentes antidisturbios.

El miércoles, un sargento fue suspendido después de que apareciera en un vídeo golpeando a una mujer que se les estaba encarando durante una protesta.

El jefe de la policía de la capital ha mostrado su preocupación por las imágenes de vídeo y ha ordenado revisar las tácticas de orden público, una medida que sigue a las criticas vertidas por políticos y grupos de derechos civiles respecto al uso excesivo de la fuerza por parte de la policía.