Revelarán los primeros resultados de una campaña para identificar desaparecidos en Argentina

  • Buenos Aires, 9 mar (EFE).- La identidad de desaparecidos durante la última dictadura argentina saldrá a la luz en los próximos días, cuando se difundirán los primeros resultados de una campaña latinoamericana de recolección de muestras genéticas que impulsan expertos de este país desde hace más de un año.

Revelarán los primeros resultados de una campaña para identificar desaparecidos en Argentina

Revelarán los primeros resultados de una campaña para identificar desaparecidos en Argentina

Buenos Aires, 9 mar (EFE).- La identidad de desaparecidos durante la última dictadura argentina saldrá a la luz en los próximos días, cuando se difundirán los primeros resultados de una campaña latinoamericana de recolección de muestras genéticas que impulsan expertos de este país desde hace más de un año.

Así, numerosos familiares de personas secuestradas durante el régimen que gobernó de 1976 a 1983 podrán saber qué ocurrió con sus seres queridos tres décadas atrás.

Será gracias a la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas, lanzada en 2007 por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) junto con organizaciones de Guatemala y Perú.

"Esperamos un número de identificaciones más alto al que tenemos habitualmente, lo que va a significar notificar sobre casos concretos. Los familiares (de desaparecidos) están muy ansiosos", aseguró a Efe Luis Fondebrider, director del EAAF.

El FAAF es una ONG que ha trabajado en la identificación de personas asesinadas durante dictaduras o en hechos de violencia política en más de 30 países.

A raíz de esta iniciativa, el equipo forense envió más de 5.000 muestras de sangre de familiares de desaparecidos y de más de 600 esqueletos al laboratorio estadounidense Bode -uno de los que realizó trabajos vinculados al atentado contra las Torres Gemelas de 2001- para cruzar datos genéticos que permitan desentrañar la identidad de los restos.

Según cálculos oficiales, 18.000 personas desaparecieron en Argentina durante los denominados "años de plomo", aunque organismos de humanitarios elevan la cifra a 30.000.

"Es el esfuerzo más importante que hemos hecho en 25 años. Es un proyecto inédito a nivel mundial porque en este caso lo impulsa una ONG con el apoyo financiero del Estado argentino", destacó el titular del equipo de forenses, integrado por 45 expertos.

La campaña para la recolección de muestras de sangre también fue lanzada en España, Chile, Brasil y Uruguay, mientras que Suecia y Gran Bretaña pidieron enviar análisis de allegados a personas secuestradas durante la dictadura de Argentina, donde el equipo lleva identificados 300 cuerpos de desaparecidos.

Incluso, en el marco de un acuerdo entre los Gobiernos de Argentina y España, familiares de desaparecidos en el país suramericano pueden dar su muestra de sangre en la embajada en Madrid o en los consulados de Vigo, Tenerife, Barcelona y Santiago de Compostela para que sea analizada.

La iniciativa se extendió a otras fronteras debido a que decenas de desaparecidos en Argentina procedían de diferentes países en los que el equipo también ha trabajado en distintas misiones.

"Estos resultados dan aire para que la gente siga acercándose. La respuesta fue impresionante, no esperábamos que viniera tanta gente", señaló Fondebrider sobre la iniciativa que continúa en 2009 con la recolección de nuevas muestras en 63 hospitales de Argentina y también en otros países.

La campaña se puso en marcha luego de que el Congreso de Estados Unidos le otorgó al EAAF fondos por 1,4 millones de dólares, lo que le permitió hacer estudios genéticos masivos, crear su propio laboratorio en la provincia argentina de Córdoba, continuar con la exhumación de cuerpos y formar el primer banco de muestras de desaparecidos en manos del Estado argentino.

El FAAF se ha convertido en referente mundial para la documentación de violaciones a los derechos humanos con la exhumación de centenares de cuerpos y su participación en resonantes casos, como el descubrimiento de los restos del guerrillero argentino-cubano Ernesto "Che" Guevara.

El derrotero de esta organización de perfil científico también la llevó a comprobar el crimen de decenas de niños en la "Masacre de El Mozote", en El Salvador, y a identificar los restos de más de 30 mujeres asesinadas en la mexicana Ciudad Juárez.

La entidad, creada en 1984 por un grupo de universitarios, también expandirá en 2009 sus labores en México, Chipre, Timor Oriental, Bolivia, Chile e Irak, donde brindará capacitaciones y exhumará cadáveres de asesinados durante dictaduras o en sonados sucesos políticos.

"Además, siempre hay pedidos inesperados", afirmó el titular de la organización, financiada en gran parte con fondos de Gobiernos y entidades del exterior, lo que le permite brindar su servicio en forma gratuita a pedido de entidades humanitarias o familiares de desaparecidos.