Dispensar la píldora en farmacias sin receta es "una medida de camuflaje", según la Fundación Vida

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El hecho de que se pueda dispensar en las farmacias la píldora del día después sin receta médica es "una medida de camuflaje" que "no consigue solucionar el problema de los abortos" ya que "tiene un reconocido carácter abortivo", según aseguró Francisco González, subdirector de la Fundación Vida.

En declaraciones a Europa Press Televisión, González aseguró que esta medida, autorizada por el Ministerio de Sanidad y Política Social, "lo único que se consigue es que no haya abortos en clínicas y que los provoquen en casa" con el consecuente "peligro para la salud" que esto puede acarrear.

Preguntado por la diversidad de opiniones en cuanto a si este es un método anticonceptivo o abortivo González explicó que "no es una cuestión de concepción, si no de la realidad de las cosas ya que la píldora en más de un 99 por ciento de los casos actúa cuando el óvulo ha sido fecundado".

"Si se concibe la fecundación de un óvulo como el momento de la concepción de una nueva vida estamos hablando de un aborto" recalcó González, quien alertó también de los "problemas médicos que se provocan por el hecho de que una persona sin ningún tipo de análisis previo pueda tomar un fármaco que tiene consecuencias sobre el organismo".

Finalmente, González afirmó que "el mayor riesgo para las mujeres que toman la píldora es la posibilidad futura de tener un embarazo ectópico" -cuando el bebé comienza a desarrollarse por fuera de la matriz- y también la posibilidad de que aumenten "los contagios por enfermedades venéreas, al dejar de utilizar el preservativo" en favor de la píldora.