El 23 por ciento de las parejas de La Rioja no utiliza ningún método anticonceptivo

Más de 2 millones de mujeres en España están en riesgo de embarazo no deseado, que en el 11% de casos acabará en aborto

LOGROÑO/MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El 23 por ciento de las parejas de La Rioja no utiliza ningún método anticonceptivo, frente a un 77 por ciento que sí lo utiliza, según los datos de la VI Encuesta de Anticoncepción en España 2009.

El estudio señala que donde más se utilizan los métodos anticonceptivos es en Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria, con un 82 por ciento de parejas que los emplea frente a un 18 por ciento que no; seguidos de Andalucía y Extremadura (con un 81 por ciento que sí y un 19 que no); Cataluña (con 78 por ciento que sí y 22 por ciento que no); Aragón, La Rioja, Navarra y País Vasco (con 77 por ciento que sí frente a un 23 que no).

A nivel nacional, cerca de 2,1 millones de mujeres con edades entre los 15 y los 49 años, el 18 por ciento de este sector de la población en España, está en una situación de riesgo para tener un embarazo no deseado, circunstancia que podría acabar en embarazo real en el 11 por ciento de los casos --es decir, en unas 240.000 mujeres--, convirtiéndose la mitad (120.000) en nuevos abortos. Los mismos reflejan que en la Región de Murcia, un 73 por ciento de parejas emplea métodos anticonceptivos frente a un 27 por ciento que no.

Este sondeo, realizado a finales de 2008 en una muestra de más de 2.000 mujeres de España en edad fértil, señala que que el 78 por ciento de las encuestadas (1.661) utilizan métodos anticonceptivos --sobre todo el preservativo (37,3 por ciento) y la píldora anticonceptiva (18 por ciento)--, pero que no usa ningún método el 21 por ciento (443).

De este 21 por ciento de mujeres que no emplea ningún método anticonceptivo, el 74,5 por ciento (306) busca un bebé, pero el 25,5 por ciento los rechaza porque aseguran no mantener relaciones sexuales (47 por ciento), por temor a los posibles efectos secundarios o porque les sientan mal (18 por ciento) y un 25 por ciento por otros motivos, entre ellos la negativa de sus parejas a emplearlos (2 por ciento).

El método anticonceptivo más popular en España es el preservativo, ya que es el país donde más se usa de toda Europa y el más empleado entre las jóvenes de 15 a 24 años (casi el 50 por ciento), seguido de la píldora, empleada por el 11,3 por ciento de las jóvenes entre los 15 y los 19 años y por el 27 por ciento de las de entre 20 y 24.

Aunque de las que dicen usar como método el preservativo (789), el 78 por ciento asegura 'utilizarlo siempre', un 22 por ciento reconoce que sólo lo emplea en algunas ocasiones, prescindiendo del mismo sobre todo en las relaciones esporádicas (43 por ciento), por 'no interrumpir' la relación (40 por ciento), porque 'no quiso la pareja' (6 por ciento) o por la 'euforia' de haber consumido drogas (5 por ciento).

MÉTODOS NATURALES

Los denominados "métodos inseguros", como el coito interrupto, el Ogino y otros de los llamados métodos naturales, se mantienen este año en el 2,8 por ciento, utilizados sobre todo entre las mujeres de más de 40 años (7 por ciento). También se mantienen los porcentajes de uso de vasectomías (5 por ciento), ligaduras de trompas (4,3 por ciento) y DIU (5 por ciento), más comunes también entre las mujeres de más de 40.

Los resultados de esta encuesta, presentada simultáneamente hoy en ciudades como Valencia, Barcelona o Sevilla, fueron expuestos en Madrid por la presidenta de la Federación de Planificación Familiar, la ginecóloga Isabel Serrano, y el jefe de servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), el doctor Javier Martínez Salmeán, miembro del Comité de Expertos del Ministerio de Igualdad sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Para el doctor Martínez Salmeán, es llamativo que España sea el país europeo donde más se utiliza el preservativo como método anticonceptivo, frente a tasas de uso como la de Francia, donde sólo se emplea en el 6 por ciento de los casos, y que cerca del 22 por ciento de la población haga "un mal uso" del mismo, empleándolo sólo en algunas ocasiones, ya que esto es "como jugar a la ruleta rusa".