El padre de la píldora cree que la postura del Vaticano contra el condón condena a morir a los africanos

  • Vigo, 4 abr (EFE).- El profesor Carl Djerassi, descubridor de la píldora anticonceptiva, ha indicado hoy que la postura del Vaticano contraria del uso del preservativo en África, continente azotado por el Sida, es equivalente a decir que los africanos "van a morir".

El padre de la píldora cree que la postura del Vaticano contra el condón condena a morir a los africanos

El padre de la píldora cree que la postura del Vaticano contra el condón condena a morir a los africanos

Vigo, 4 abr (EFE).- El profesor Carl Djerassi, descubridor de la píldora anticonceptiva, ha indicado hoy que la postura del Vaticano contraria del uso del preservativo en África, continente azotado por el Sida, es equivalente a decir que los africanos "van a morir".

Djerassi (Viena, 1923), de visita en Vigo para recoger el Premio Alecrín 2009, un galardón que concede anualmente el colectivo feminista del mismo nombre, indicó a los periodistas que no tiene "ningún problema" en que el Papa o cualquier otra persona estén en contra de la anticoncepción.

Pero agregó que lo que sí le preocupa es que "los muchos fundamentalistas" que existen sobre la anticoncepción consideren que sólo lo suyo es "lo correcto".

En cuanto al uso de la píldora anticonceptiva, también rechazada por el Vaticano, el profesor consideró "totalmente ilógico" que la Iglesia no quiera aceptar que el hombre tiene una capacidad sexual que debe desarrollar.

El descubridor de la píldora recordó que el promedio de las familias en Europa es tener sólo 1,5 niños y, en el caso de países católicos como España o Francia el promedio está en el 1,3.

"¿Cómo lo hacen? ¿Tiene sexo tres o cuatro veces en la vida?", se preguntó el profesor, quien aseguró que la mayoría de los abortos ilegales se siguen registrando en los países católicos. En África, argumentó el profesor, "no existe la moralidad ni la ética" en cuando al uso del condón, sino que se trata de "la vida o la muerte".

En cuanto a qué ha supuesto su descubrimiento para las mujeres, Djerassi señaló que la píldora anticonceptiva, creada ahora hace cincuenta años, "separó" el acto sexual del acto reproductivo, dejando en la decisión de la mujer el querer ser madre.

Según el profesor, ambas prácticas de la mujer están ya, desde hace décadas, "totalmente separadas" .

Djerassi también se refirió a la posibilidad real de que exista una píldora anticonceptiva para el hombre y, pese a que de manera científica podría fabricarse, en la práctica "no van hacerlo", ya que el varón ya cuenta con una pastilla, la viagra, que es la muestra de que los hombres "están interesados en cosas muy diferentes que la mujer", apostilló.

Con respecto a las posibilidades que existen en la actualidad de que las mujeres puedan ser madres cada vez más mayores acudiendo a la reproducción asistida, Djerassi se mostró partidario y prefirió que se haga así a la "tragedia" que le puede provocar a una joven adolescente un embarazo no deseado.

También compartió la idea de que mujeres jóvenes puedan congelar sus óvulos para utilizarlos a partir de los 40 años en adelante, ya que, en numerosos casos las mujeres prescinden de los estudios y de su superación personal-profesional por la llegada de los hijos en una edad temprana.