IAM valora la medida de la píldora postcoital, pero aboga por "profundizar" en la educación sexual de jóvenes

Insiste en sus críticas a los folletos repartidos por un bar en los que invita a chicas a bebidas si van vestidas de estudiantes

MÁLAGA, 13 (EUROPA PRESS)

La coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Pilar Oriente, valoró hoy que la píldora postcoital pueda venderse en farmacias sin la necesidad de receta médica y a cualquier persona, pero manifestó que "hay que profundizar mucho más en la educación sexual de nuestros jóvenes".

Oriente explicó a Europa Press que "en la mayoría de las ocasiones en las que una chica necesita la píldora del día después es porque su compañero no ha querido usar el preservativo", ante lo que añadió que "ellas dicen que se ha roto, pero la mayoría de las veces es porque ellos no han querido usarlo".

Por otro lado, Oriente hizo hincapié en que la píldora postcoital es "un método que se debe usar sólo en circunstancias muy peculiares y no como un anticonceptivo habitual".

La delegada provincial para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta, Amparo Bilbao, recordó, por su parte, a Europa Press que la píldora postcoital "se está dando en Málaga desde hace tres años" y añadió que "las chicas la utilizan por motivos de un hijo no deseado".

En este sentido, consideró "fundamental" el hecho de que la píldora "se pueda generalizar", al darla en farmacias, aunque precisó que "eso no significa que no trabajemos en la prevención".

PUBLICIDAD COLEGIALAS

Por otra parte, la coordinadora provincial del IAM insistió, respecto al pub del centro de la capital en el que se ofrecía una copa gratis a los jóvenes que vayan vestidas con el uniforme de colegio, en que "la utilización del cuerpo de la mujer para la publicidad, como reclamo publicitario es una cosas muy cotidiana, pero no por ello tenemos que dejar de denunciarlo".

Oriente apuntó, durante la presentación de una campaña para la erradicación de la explotación sexual, que lo que le llamó más la atención de los dípticos que se repartían por la calle "fue la oferta que se hacía a las chicas que fueran vestidas de colegialas para darles una copa gratis".

Así, resaltó que "en la imagen de colegiala es donde está la cuestión más grave", por lo que se preguntó "qué pensamos todos cuando pensamos en una colegiala", a lo que añadió que "pensamos en una menor".

En este sentido, Oriente explicó que "la utilización de la imagen de las menores con sus vestiditos como algo sexy, como reclamo, es lo que me pareció que no era oportuno". Manifestó que, por ello, lo comunicó al Observatorio Andaluz de la Publicidad No Sexista para que "se dirija a la empresa para que retire la campaña o investiguen si es motivo de otro tipo de denuncia".

MEDIDAS A ADOPTAR

Respecto a las medidas que puede tomar el Observatorio Andaluz de la Publicidad No Sexista, Oriente explicó que éste se dirige por un lado, a la empresa publicitaria y, por otro, a la empresa dueña del producto, y "le argumenta por qué consideramos que está en contra de la Ley de Igualdad". Además, instó a los creativos a que "hagan un esfuerzo en hacer campañas no sexistas".

Bilbao, por su parte, denunció que "es un tema lamentable" y añadió que "la reacción por parte de la sociedad ha hecho posible que estas fiestas no se celebrasen con esos eslóganes y que se retire este tipo de publicidad".

"Este tipo de actuaciones no las podemos permitir", resaltó Bilbao, quien añadió que "hay muchos colectivos y personas que han empezado a denunciar este tipo de actuaciones".