La Sociedad de Contracepción avala la normativa sobre píldora postcoital

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Fundación Española de Contracepción, Ezequiel Pérez Campos, opina que la dispensación de la píldora del día después en las farmacias sin prescripción médica es "una medida de modernidad y equidad" para el sistema sanitario.

En rueda de prensa celebrada en Madrid este lunes, Pérez (a la izquierda de la imagen en un reciente encuentro con Bibiana Aído) mostró su respaldo a esta medida, "que atiende a las demandas que desde la SEC se estaban formulando desde hace tiempo". Asimismo, puntualizó en que la píldora postcoital "no es un antiabortivo, sino un anticonceptivo, como demuestran numerosos estudios científicos".

Por ello, en alusión a la objeción de conciencia a la que se han acogido algunos farmacéuticos para no dispensar este tipo de medicamentos, se mostró partidario de la regulación. "Se trata de un tema público que debería limitarse para que cada uno no haga su propia interpretación de la ley", afirmó. "Las farmacias no son una tienda de regalos", aseveró.

En su intervención, el presidente de la fundación también especificó que este medicamento "no es una bomba hormonal". "Es asumible para el organismo y no tiene efectos secundarios", insistió Pérez, que hizo alusión a "consecuencias menores" como alteraciones del ciclo menstrual, cefaleas, mareos o dolor abdominal.

Además, negó que la aprobación de la dispensación de la píldora sin receta médica vaya a provocar un aumento de las enfermedades de transmisión sexual por no usar otros métodos como el preservativo. "No puede haber una demonización permanente de la juventud", precisó. "Algunos son presa de la inconsciencia del mismo modo que hay adultos que hacen un mal uso de los fármacos", indicó.

AVANCES PARA LA SALUD

Pérez también recordó que la norma se ha aprobado en otros países con "buenos resultados" y subrayó que, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), consideran que su uso generalizado podría evitar un 70 por ciento de los abortos. "Es todo un avance en salud sexual y reproductiva", aseguró.

Por todo ello, abogó por implantar campañas informativas sobre el uso de los anticonceptivos porque, en su opinión, "la salud sexual no puede ser voluntarista". De todos modos, indicó que "el peor momento para dar información" es cuando una joven acude a por la píldora, por lo que defendió la información previa.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), Esther de la Viuda, lamentó que la dispensación sin receta se haya planteado "como un enfrentamiento". "Se trata de facilitar medidas para facilitar el acceso a los anticonceptivos", apostilló. Además, recordó que "la buena educación sexual" existente en Francia ha provocado un descenso de hasta el 25 por ciento de los embarazos no deseados entre los jóvenes.