Los censos de raza monchina y limousina, los que más han crecido desde el 2000

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) Los censos de las razas monchina y limousina son los que más han crecido en Cantabria desde el año 2000 dentro del ganado bovino, con incrementos que superan el 20 por ciento en el primero de los casos y por encima del 40 por ciento en lo que respecta a las vacas limousinas. Así, en 2007 había en total en Cantabria 15.230 cabezas de ganado de raza limousina, prácticamente 4.500 más que en el año 2000, lo que supone una aumento del 41,58 por ciento, según los últimos datos publicados por el Instituto Cántabro de Estadística (Icane). De acuerdo con esos mismos datos, recogidos por Europa Press, en el último año del que se dispone información había en la región 1.443 reses de la raza monchina, frente a las 1.181 de 2000, registrando así un incremento del 22,18 por ciento. En el periodo analizado también creció el censo de las razas tudanca y asturiana, en ambos casos por encima del diez por ciento. Así, en el caso de las reses tudancas se pasó de 10.599 a 11.840, un 11,7 por ciento más; y en la raza asturiana el aumento fue de 2.438 animales a 2.703, una subida del 10,86 por ciento. Frente a estos cuatro casos, hay otras dos razas en las que ha disminuido el número de reses: la frisona y la charolesa, mientras el número de cabezas de ganado mixto prácticamente no ha variado. El censo de ganado frisón ha descendido un 36,8 por ciento, situándose en 2007 en más de 122.000 cabezas de ganado. Pese al descenso, sigue siendo el grupo más numeroso, seguido del ganado mixto, que suma 94.517 animales, un 0,12 por ciento menos que en el año 2000. Por último, de la raza charolesa había en 2007 en Cantabria 1.455 animales, un 10,7 por ciento menos que en el primero de los años comparados.