Madrid registró 677,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2007, por debajo de la media nacional

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid registró en 2007 un tasa bruta de mortalidad de 677,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes, casi 182 puntos por debajo de la media nacional, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

En el año 2007, en el territorio nacional, se produjeron 385.361 defunciones, 13.883 más que las registradas en 2006. La tasa bruta de mortalidad se situó entonces en casi 859 fallecidos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un aumento del 1,9 por ciento respecto al año 2006. En el caso de las mujeres fue 810,9 y en el de los hombres 907,8.

Así, las tasas brutas de mortalidad más elevadas por comunidades autónomas correspondieron al Principado de Asturias (1.196,4), Galicia (1.105,2) y Castilla y León (1.097,6), mientras que las más bajas se presentaron en la ciudad autónoma de Melilla (633,1) y en Canarias (650,8) y Comunidad de Madrid (677,2). Las tasas brutas están afectadas por la estructura de edad de cada comunidad, de manera que una región muy envejecida tendrá más fallecimientos que otra cuya estructura de edad sea más joven.

Para evitar esta distorsión al comparar distintas poblaciones, se calculan las tasas estandarizadas. Estas tasas representan el número de fallecidos teóricos por cada 100.000 habitantes que habría en cada comunidad si todas tuvieran la misma estructura de población (en este caso la de España a 1 de julio de 1999).

De esta manera observamos que las comunidades autónomas con una tasa bruta más elevada (Principado de Asturias, Galicia y Castilla y León, todas ellas con alto porcentaje de población mayor), disminuyen considerablemente sus tasas de mortalidad en términos estandarizados.

Por su parte, Canarias y la ciudad autónoma de Melilla, que tienen las tasas brutas más bajas y su población se encuentra entre las más jóvenes, pasan a situarse entre las comunidades con tasas estandarizadas más elevadas.

CAUSAS DE LA MORTALIDAD

Analizando los grandes grupos de enfermedades, las cardiovasculares ocuparon el primer puesto como causa de muerte en el año 2007, representando el 32,2 por ciento del total de defunciones.

Los tumores continuaron ocupando el segundo lugar como causantes del 26,8 por ciento del total de fallecimientos. En 2007 se produjeron 103.329 defunciones por esta causa, lo que supuso un aumento del 1,6 por ciento en comparación con el año 2006.

El tercer grupo de causas con mayor número de defunciones fue el de enfermedades del sistema respiratorio. En el año 2007 causaron 44.029 fallecimientos, lo que supuso un aumento del 11,4 por ciento respecto al año anterior. Hay que tener en cuenta que en el año 2006 el número de defunciones por enfermedades respiratorias descendió como consecuencia de la elevada mortalidad registrada en 2005 a raíz de la alta incidencia de la gripe.

De hecho, si se compara la mortalidad de 2007 por enfermedades respiratorias con la mortalidad promedio del quinquenio 2002-2006 se observa un incremento mucho menor, en torno al cuatro por ciento.

Las enfermedades isquémicas del corazón y las cerebrovasculares causaron el mayor número de defunciones. A nivel más detallado, el patrón de mortalidad de 2007 fue similar al del año anterior. Las enfermedades isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho) y las cerebrovasculares continuaron ocupando el primer y segundo lugar, respectivamente, en número de muertes.

Por su parte, la insuficiencia cardiaca superó al cáncer de bronquios y pulmón como la tercera causa que originó más defunciones. Entre las causas de muerte más frecuentes, la única que descendió claramente fueron los accidentes de tráfico, que ocasionaron 3.811 fallecimientos, un ocho por ciento menos que el año anterior.

En 2007 el número de personas fallecidas por suicidio fue de 3.263, prácticamente el mismo que en 2006 (que fue de 3.246). Las defunciones por SIDA también se mantuvieron estables, con 1.313 muertes frente a las 1.315 del año anterior.

CAUSAS DE MUERTE MÁS FRECUENTES EN MUJERES

En el año 2007 hubo 184.225 fallecimientos de mujeres, lo que significa un aumento del 3,9 por ciento respecto al año anterior. Las enfermedades cerebrovasculares se mantuvieron como la primera causa de muerte entre las mujeres, con 18.964 defunciones, aunque esta cifra supone una disminución de un 0,4 por ciento sobre la registrada el año anterior.

Entre las defunciones debidas a tumores malignos, el cáncer de mama siguió siendo el más significativo, con 5.983 fallecimientos (un 0,5 por ciento más que el año anterior) seguido del cáncer de colon que aumentó un 4,9 por ciento respecto a 2006, con 4.493 mujeres fallecidas.

El cáncer de bronquios y pulmón continuó su tendencia ascendente provocando el fallecimiento de 2.797 mujeres, un 6,2 por ciento más que en 2006. Como en años anteriores, el número de mujeres que murieron por este tipo de cáncer ha crecido más rápidamente que en el caso de los hombres (1,8 por ciento).

Entre las causas de mortalidad más frecuentes de las mujeres cabe destacar tres causas que no figuraron en 2007 entre las más habituales de los hombres: la Enfermedad de Alzheimer con 6.971 fallecidas (y un incremento del 9,5 por ciento respecto al año 2006), la enfermedad hipertensiva con 4.958 (y un aumento del 8,8 por ciento) y el cáncer de páncreas con 2.294 fallecidas (y un descenso del 1,2 por ciento).

CAUSAS DE MUERTE MÁS FRECUENTES EN VARONES

En el año 2007 hubo 201.136 defunciones de varones, con un aumento del 3,6% por ciento respecto al año anterior. La primera causa de muerte de los hombres fue la enfermedad isquémica del corazón (infarto, angina de pecho), con 21.248 fallecidos.

El cáncer de bronquios y pulmón fue la segunda causa de muerte con 17.178 defunciones (un 1,8 por ciento más que en 2006). El segundo tipo de cáncer más significativo fue el de colon (con 5.916 fallecidos y un aumento del 4,8 por ciento) y el tercero el de próstata (responsable de 5.584 muertes, un 3,2 por ciento más que en el año anterior).

Las causas de muerte más frecuentes en los varones que no aparecieron entre las más habituales de las mujeres en 2007 fueron: cáncer de vejiga con 3.755 (y un aumento del 0,3 por ciento respecto a 2006), cirrosis hepática con 3.185 (un tres por ciento más) y cáncer de hígado con 3.028 (y un incremento del 3,2 por ciento).