A Coruña acoge una campaña para reducir la situación de pobreza extrema entre los niños

A CORUÑA, 7 (EUROPA PRESS)

La organización Plan ha inaugurado hoy en A Coruña la campaña "Paremos la pobreza infantil", una iniciativa puesta en marcha para reducir la situación de pobreza extrema de niños y niñas y mejorar sus condiciones de vida a través de una educación libre de violencia. Un camión exposición con la imagen de Iker Casillas y varias zonas infantiles permanecerá en los jardines de Méndez Núñez hasta mañana miércoles, día 8, de 12.00 a 21.00 horas.

Las concejala de Servicios Sociales y de Cultura del Ayuntamiento de A Coruña, Silvia Longueira y María Xosé Bravo, respectivamente, asistieron a la presentación de esta iniciativa, junto a Dani Aranzubía y Filipe Luis, futbolistas del Deportivo de A Coruña.

Durante el acto, las autoridades y los deportistas se convirtieron en "porteros solidarios" de Plan en un "gesto de compromiso" con el trabajo que esta organización desarrolla en el ámbito de la educación.

El objetivo de "Paremos la pobreza infantil" es atajar uno de los principales factores que generan pobreza: la ausencia de una educación de calidad y la violencia en las escuelas. Para ello, la campaña recorrerá 22 ciudades durante ocho semanas para buscar "porteros solidarios" que quieran apoyar a Iker Casillas para erradicar la violencia escolar.

En este sentido, el pasado 12 de marzo Plan dio a conocer el informe "Aprender sin miedo", una investigación pionera a nivel mundial que analiza todos los tipos de violencia que se dan en las aulas y que plantea fórmulas para acabar con ella.

Plan es una organización internacional centrada en la promoción de los derechos de en la infancia, sin ánimo de lucro y sin afiliación política ni religiosa, que actualmente trabaja en 66 países. Su principal objetivo es mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas de los países en vías de desarrollo, así como promover sus derechos e intereses. En la actualidad, desarrolla más de 9.000 proyectos que han beneficiado a cerca de tres millones y medio de familias.