Advierten que el consumo de drogas está "despenalizado de hecho" en chabolas

  • Buenos Aires, 4 abr (EFE).- La Iglesia argentina consideró que el consumo de drogas está "despenalizado de hecho" en las chabolas de la ciudad de Buenos Aires, en un documento difundido hoy por la prensa local y elaborado por un grupo de sacerdotes que vive en esos asentamientos precarios.

Buenos Aires, 4 abr (EFE).- La Iglesia argentina consideró que el consumo de drogas está "despenalizado de hecho" en las chabolas de la ciudad de Buenos Aires, en un documento difundido hoy por la prensa local y elaborado por un grupo de sacerdotes que vive en esos asentamientos precarios.

El duro diagnóstico fue trazado por el Equipo de Sacerdotes de Villas de Emergencia, que depende del Arzobispado de Buenos Aires y que consideró que los jóvenes son las "primeras víctimas" de esta situación, sin que "el Estado o la fuerza pública hagan algo por ellos".

Los sacerdotes, llamados popularmente "curas villeros", se quejaron también de la falta de respuestas integrales para frenar el consumo y de programas de rehabilitación, además de señalar que el problema no es la chabola "sino la venta de drogas y el tráfico de armas fuera de control".

La presentación de este documento se produce después de que en los últimos meses corrieran insistentes versiones sobre que la Corte Suprema de Justicia está muy cerca de despenalizar el consumo de drogas en el país, como pretende el Gobierno.

Ante esta posibilidad cierta, a la que se oponen, los sacerdotes se preguntaron si los jueces y los ministros conocen la situación en las chabolas, si han dialogado con la gente que vive allí o si se han sentado a elaborar proyectos "liberadores".

"¿Cómo decodifican nuestras adolescentes y jóvenes ese mensaje: se puede consumir libremente, por ejemplo, cocaína?", señaló el grupo religioso.

El Equipo de Sacerdotes de Villas de Emergencia aclaró que su propósito no es "enfrascarse en una polémica" sino "urgir respuestas frente al flagelo".

"Entre nosotros la droga está despenalizada de hecho. Se puede consumir sin prácticamente ser molestado. Habitualmente ni la fuerza pública ni ningún organismo que represente al Estado se mete en la vida de esos chicos que tienen veneno en sus manos", insistieron.

Precisaron que quienes se enriquecen con el narcotráfico "no viven en las villas" y reconocieron la estrecha relación entre la droga, la delincuencia, las peleas y la muerte violenta, facilitada por el tráfico de armas.

En la ciudad de Buenos Aires hay reconocidas oficialmente 21 chabolas, en las que viven unas 170.000 personas, aunque distintos organismos sociales indican que esos datos no están actualizados y que las cifras son considerablemente mayores.