Aguirre apuesta por desafectar la Cañada Real al dominio público ganadero como una solución para acabar con el problema

RIVAS VACIAMADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, señaló hoy que su propuesta personal para acabar con los problemas de exclusión y de inseguridad que genera la presencia de la Cañada Real Galiana pasa por la desafectación al dominio público ganadero de la zona porque por esta vía "ya no pasa el ganado".

Durante una visita a Rivas Vaciamadrid, una de las localidades madrileñas afectadas por el problema de la Cañada Real, junto a Coslada y Madrid capital, Aguirre recordó que la Comunidad quiere solucionar la situación de la zona y presentar un proyecto de Ley antes de que culmine este periodo de sesiones en la Asamblea de Madrid.

Preguntada por si la solución pasa por realojar a los vecinos que viven en la Cañada en otro lugar, Aguirre concretó que la solución no quiere imponerla sino discutirla con todos los alcaldes afectados para buscar una idea "nueva" después de que el conflicto se haya "enquistado" tras cuarenta años.

"Cuarenta años hace que la Cañada Real Galiana no ha tenido soluciones y que se ha convertido no sólo es un problema de exclusión social sino en un problema, incluso, de inseguridad enorme", señaló Aguirre, quien aseguró que hay que afrontar el problema de una "manera multidisciplinar" pero sabiendo que hay que hacer algo que hasta ahora "no se haya hecho".

"Propongo la desafectación al dominio público ganadero porque ya no hay paso de ganado, y vamos a pensar qué es lo que hacemos, pero hagámoslo por consenso", añadió la presidenta autonómica, quien aseguró, con la presencia del alcalde de Rivas, José Masa, que la colaboración con su Ayuntamiento va a ser "a tope" y "especialmente" con el primer edil.

"Estoy convencida de que si damos una solución a este asunto, en la que logremos el consenso de todos los grupos políticos (PP, PSOE e IU), de todos los Ayuntamientos y del Gobierno de la Comunidad de Madrid, lograremos un avance importantísimo", subrayó Aguirre, quien reconoció que el Gobierno regional tendrá que asumir y afrontar "todo lo que son las construcciones y las infraestructuras que serán necesarias para estos nuevos barrios que legalizados".

Por ello, manifestó que su compromiso es mantener la reunión con el alcalde de Rivas para hacer un "intercambio de opinión sobre este importantísimo asunto" y garantizarle que trabajarán, por ejemplo, para que los niños de este asentamiento estén escolarizados, como se ha hecho con los del poblado de 'El Gallinero', que ahora acuden a un centro de Carabanchel gestionado por la Cruz Roja Española.

"Tenemos a los niños de 'El Gallinero' escolarizados en un colegio específico, con autobús, con un absentismo escolar del 80 por ciento, y estamos logrando que se suban al bus, y reciban todo tipo de enseñanza, no sólo de conocimientos y valores, sino también sobre la higiene, y el comportamiento", recordó.

En definitiva, en la reunión con Rivas, la presidenta quiere llegar a un consenso con todos para buscar una solución nueva. "Estoy convencida de que va a resolver gran parte de los problemas de exclusión y seguridad en la Comunidad", sentenció.

Por su parte, el alcalde de Rivas, José Masa, señaló que la presidenta no se podía marchar de la localidad sin fijar una fecha para dicho encuentro, porque el Consistorio está impaciente en aportar toda su colaboración y hallar una solución.

En dicho encuentro, el regidor le explicará lo que su administración puede aportar "a afectos legales" respecto a lo que van a ser "necesidades imprescindibles para fomentar ese problema". "No me cabe la menor duda que seré escuchado", concluyó Masa haciendo alarde de la buena relación que existe entre su Ayuntamiento y el Gobierno regional.