Arrecife rechaza el albergue de "bajo umbral" que pretende construir el Gobierno canario "porque ahora no es necesario"

La edil de Servicios Sociales quiere invertir los 200.000 euros destinados a este proyecto a ayudar a las más de 4.000 familias que han pedido ayuda a su área en lo que va de año

ARRECIFE (LANZAROTE), 30 (EUROPA PRESS)

El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Arrecife, formado por Partido Independiente de Lanzarote (PIL) y el Partido Socialista Canario (PSC-PSOE), han rechazado hoy la idea de construir un albergue de "bajo umbral" en la capital de Lanzarote "porque ahora no es necesario".

Así lo explicó hoy en rueda de prensa la concejala de Servicios Sociales, Emilia Perdomo, que justificó la negativa municipal porque "ahora mismo, el perfil de los que piden ayuda económica no responden al de bajo umbral, sino que son madres y padres jóvenes que estaban trabajando, pagando la hipoteca y la manutención de sus hijos, y que ahora se están quedando sin el subsidio del paro".

Por este motivo, los concejales capitalinos del PIL han pedido públicamente que los 200.000 euros que se quieren emplear en sacar adelante este albergue se utilicen para otros proyectos que cubran las prioridades actuales.

Entre ellos, se encuentran "los alquileres de bajo coste, paquetes de alimentación o convenios con bares y restaurantes, para que las familias que se vean en apuros no tengan que pasar por el mal rato de acudir a un comedor social con sus hijos", declaró Perdomo.

La concejala explicó que este año ya han acudido 4.189 personas a Servicios Sociales para solicitar ayuda y que la mayor parte corresponden a un nuevo perfil que nada tiene que ver con el de bajo umbral (indigentes). "Son ciudadanos de entre 30 y 40 años, responsables de familias monoparentales y a los que se les está terminando o bien el subsidio del paro o bien la ayuda de 400 euros que se da algunas personas cuando éste ya se les ha agotado", manifestó.

Muchas de estas familias "no tienen nada en la nevera para sus hijos y han entregado las llaves de sus casas al banco porque no pueden pagar la hipoteca". Por estos motivos, Perdomo considera que el albergue no da respuesta a las necesidades actuales: "En primer lugar, es un lugar en el que la gente puede dormir, pues la entrada es de 20.00 a 22.00 horas y la salida de 7.00 a 9.00, es decir, que por el día no acoge a la gente ni tampoco da de comer". Además, "sólo pueden ir personas a título individual, pues no se permite la presencia de familias".

De todas formas, Perdomo se mostró conciliadora y no se cerró totalmente a aceptar el albergue. "Si la consejera de Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, me enseña un informe o un estudio en el que se justifica la necesidad de este centro --agregó--, lo aceptaremos, pero esto aún no ha ocurrido y el PIL sigue pensando que ahora no es prioritario".

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Arrecife, Ubaldo Becerra, explicó que también el alcalde de la capital, el socialista Enrique Pérez Parrilla, apoya la postura del PIL. "El primer edil también considera que construir el albergue es ahora mismo un disparate", explicó el insularista, que se mostró ofendido por las críticas que han recibido de otras formaciones. "El Partido de Independientes de Lanzarote no es insolidario, sino todo lo contrario", sentenció.